En la cresta de la ola (del orgasmo) inacabable

cresta de la ola 3Hay sesiones cienorgasmológicas que bien merecen dedicarles una entrada en el blog, y la de hoy es una de ellas, de las que suponen un hito. No es la primera vez que ocurre, pero quizá Berta hoy ha encontrado la forma de explicarlo.

Cuando ocurre algo como lo que hemos vivido hoy, ella acostumbra a comentarlo, entre jadeos, como si quisiera sazonar con su agitación la descripción de lo que ha experimentado unido a interjecciones difíciles de transcribir en un texto, risas nerviosas entrecortadas por los últimos espasmos y muslos temblorosos de puro agotamiento que ahora, ya, se perciben, pasado el frenesí.

La sesión se adivinaba suave, nada salvaje. Cautivado por su piel, más suave que la más sutil seda, no pude reprimir besar sus senos, habría sido un desperdicio no disfrutar el momento de fascinación por esa suavidad, extraña en una mujer adulta, que me atrapaba. Así, pronto llegó el primer orgasmo de la noche, largo; larguísimo.

Durante la hora siguiente se sucedieron orgasmos multicolores, unos más cortos, otros más largos, unos más intensos y otros más suaves hasta que me detuve, y no porque necesitara parar por la cercanía del punto de no retorno, sino porque la textura de la fina piel de su entrepierna me llamaba, quería chuparla hasta deshacerla de puro deliciosa, como un helado infinito, de esos con los que uno sueña de niño. cresta de la ola 4

–¡Por favor, para! Dijo suplicante minutos después de que el frenesí le impulsara a casi arrancarse esos preciosos pechos con los que yo jugueteo con tanto mimo. Pero es inútil, ella sabe que una de las máximas de nuestra Cienorgasmología consiste en no respetar los deseos de la mujer, así que seguí todavía un minuto más, disfrutando de la vista de los espasmos en su vientre, hasta que decidí dejar que descansara provocando conscientemente que su excitación se atenuase.

Mientras trataba de recuperar el aliento me explicó, constantemente interrumpida por sus risas y jadeos, que había estado todo el tiempo surfeando alrededor del punto de no retorno, más de cinco minutos en la cresta de la ola del placer más sublime salpicados por un par de orgasmos formidables. Dos saltos en el aire, rodeada por la espuma del éxtasis, y vuelta a amerizar en esa masa imponente que la llevaba sin esfuerzo, deslizándose, a la más placentera de las experiencias naturales.

Cinco eternos minutos al borde de la explosión del orgasmo, esa experiencia sublime que los varones tememos como a la peste porque nos conduce a la pérdida de la excitación y el deseo eyaculación mediante, un momento previo que nos gustaría prolongar al máximo sin el miedo a perder el control que nos atenaza casi siempre. Cinco minutos fluyendo sin esfuerzo por el límite del abismo invertido, hacia arriba, bordeándolo mientras la espuma de las endorfinas empapaba su cuerpo, cada célula de su cuerpo.

 

surf

Todavía nos quedaba otra hora, y el refuerzo del éxito cosechado en la sesión, me dio la fuerza, la sensibilidad y la confianza suficientes para hacerle otro puñado de orgasmos, ya dentro de su cuerpo, hasta que volví a dejarla descansar. Mientras, de nuevo, degustaba una vez más la cima de su seno derecho hasta llevarla a un nuevo clímax.

Dos orgasmos en el mismo pezón… aquello parecía una obvia discriminación para el otro pobre, que me reclamaba su ración de atención. Otro orgasmo larguísimo para compensarle de semejante falta de consideración. ¿Sensaciones? Las mismas que cuando me sumerjo de cabeza entre sus piernas, según ella, mientras bucea en un mar de gozo.

2 comentarios:

  1. Anónimo0:34

    Tiene muy descuidado a los cienorgasmicos!! Jack Hammer

    ¿Quieres nuevas sensaciones?

    Podemos surfear en la cresta tú y yo.

    Aquí te dejo una proposición indecente, te atreves. Sería un post magnifico el que tendrías que interpretar


    Mi nombre es Berta, alias la pesadíma.

    Te atreves, o ya no eres capaz de ponerme en la cresta de la ola

    Ya sabes donde encontrarme,

    ResponderEliminar
  2. eso fue como intenso

    ResponderEliminar

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails