Ya lo decía mi amigo



Recuerdo que uno de mis amigos solía afirmar que la liberación -sexual- femenina era un invento de los hombres para tener más mujeres con las que chingar. Pero la cosa no está del todo clara. Hay varias teorías, pero en todo caso, puede observarse que a lo largo de la historia humana, muy a propósito de lo que Maslow afirmaba, las féminas han sido capaces de alterar la jerarquía de Valores secundarios con el objeto de asegurar la supervivencia de la especie, el Valor Supremo sin el cual todos los demás son irrelevantes.




Sin ánimo de juzgar negativamente, parecería que una suerte de prostitución del útero a cambio de algo ha sido la estrategia elegida por las hembras -seguramente su desventaja física no les dejaba otra opción- para asegurar su trascendencia. Una trascendencia personal, bastante ajena al deseo de dar un hijo a su macho; más bien todo lo contrario, para desolación de románticos y otros cándidos. Baste ver el comportamiento actual de un gran número de mujeres que no dudan en separarse de su partenaire y despojarle de todos sus bienes en cuanto el vástago tiene ciertas garantías de supervivencia, llevándoselo consigo, por supuesto, que nosotras parimos, nosotras decidimos, hasta el punto de denunciar falsamente a los progenitores masculinos de malos tratos en demasiadas ocasiones, con las consecuencias que algunos, como el polémico juez Serrano, denuncian.


El caso es que si hemos llegado hasta aquí, habrá que renunciar a los juicios de valor para calificar la conducta femenina, por adaptativa, sin dejar de adentrarse en el conocimiento de estas circunstancias, sobre todo si están tan elegantemente descritas como nos acostumbra a hacerlo nuestra/o amiga/o Remedios Morales.


Que lo disfruten

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails