La entrevista más esperada, "el jefe" en estado puro.



Una de las cosas que más ganas tenía de hacer para este blog era la entrevista a mi amigo Jack Hammer sobre la Cienorgasmología, más que nada porque ha hicimos lo propio a otro amigo: “Cienorgásmico”, en su momento. Pienso que ahora puede ser el de que lo entrevisten a él mismo, ya que es el creador de “La Ciencia, Técnica y Arte de hacerle cien orgasmos por hora a una mujer”, es decir, la Cienorgasmología. Reconozco que, como muchos lectores que entran en los últimos días, al principio fui escéptica en este tema, porque ya se sabe que normalmente los que mucho hablan de sexo son precisamente los que dan la impresión de no saber tanto del tema, sobre todo porque se basan en bibliografías ajenas, no en experiencias propias como ocurre con “el jefe”. Pero él marca la diferencia entre el sexo regulín tirando a bueno y el sexo perfecto, completo diría yo, y no porque yo lo haya probado con él, sino porque algunas parejas amigas como “los cienorgásmicos” que he mencionado más arriba y otros, ya han conseguido los estratosféricos 100 por hora. Completo porque habréis de reconocer que esto tiene de todo, salvo batuta femenina, claro. Porque es sin batuta femenina como se consiguen cien orgasmazos, nada menos, así que mejor las mujeres nos quedamos quietecitas, porque compensa ¿verdad?. Menudo logro para la Humanidad entera, aunque sin saberlo. Menos mal que ahora publicará libro, un completo manual de 85 páginas que mi propio novio ha definido como “increíble” porque se sale de los cánones habituales. Pero la cosa funciona, para qué os voy a engañar. Este fin de semana me voy de casa rural con mi novio, creo que saldrá algo porque dice que me tiene deparada una sorpresa…¿algo cienorgasmológico? Estaría bien no?, ya que está leyendo el manual…

Antes de empezar cabe destacar que el jefe tiene una amplia formación, muchos años de trabajo sobre algunos temas y experiencias personales muy relacionadas con esto de la competición que por cuestión de confidencialidad no se pueden desvelar, por lo que quizás sea para mí, la única persona aparte de su mujer que conoce su identidad, más fácil de entender la perspectiva tan global que tiene sobre la sexualidad. Y digo esto porque mi propio novio se extrañó de su forma de escribir y expresarse, y cuando se lo expliqué lo comprendió todo.

Y como no todo respecto al jefe puede decirse, he pensado en entrevistarle para intentar que se entienda lo mejor posible cómo y por qué ha llegado donde ha llegado. Ahí va:

  • En primer lugar me gustaría saber cómo te diste cuenta de que podías hacerle tanto orgasmo a una mujer.
  • Más importante para empezar es entender cómo conseguí llegar a tener un control tan grande sobre mi excitación, qué fue lo que me permitió ser más sujeto agente de mi libido en lugar de marioneta de la misma. La cosa fue así: mi primera novia, allá por los 18 años, tenía pánico a la penetración, lo que nos llevó a practicar una especie de pseudocoito; que a falta de pan, buenas son tortas. Nos frotábamos como si estuviésemos chingando hasta irnos. De esa circunstancia parte ese aspecto esencial de mi habilidad, porque si lo hubiésemos hecho como mandan los cánones me hubiese ido muy pronto, y quizá mi mente se hubiera quedado con que esa realidad dura muy poco, de tal forma que hubiese reaccionado en lo sucesivo preparándose para esa corta duración por aquello de la “profecía autocumplida”: esto es así, y como es así, pues es así, no hay más, pues sí que era así, pues claro, porque es así. Afortunadamente, con estos pseudocoitos el destino me estaba preparando para lo que ya sabéis; salvo algún patinazo, siempre he sido un deportista de élite; hasta el punto de que mi primera experiencia cuando terminó ese noviazgo, a los 19 años, ya se llevaba para su sorpresa y satisfacción entre 6 y 10 orgasmos por sesión. No es un asunto trivial, sin saberlo entrené una técnica inmejorable para demorar el orgasmo masculino.

  • ¿Cómo has concebido la Cienorgasmología: con o sin amor, o ambas posibilidades? Esta pregunta te la hago porque parece que hay algunos lectores para los que no todas son merecedoras de tanto esfuerzo por su parte.
  • Yo me empeño en recordar en el Blog que el amor es un hábito, que no es un sentimiento; que es dar, no recibir; que no se “hace el amor” sino que se chinga con la persona a la que se ama. Para eso hemos desarrollado nuestro “arte de amar”. Si alguien tiene dudas al respecto del amor, le recomiendo vivamente leerlo. Después, lo que cada cual haga con su vida después es asunto suyo, igual que deberían serlo sus consecuencias, cosa que normalmente no ocurre, porque la sexualidad normalmente es cosa de dos.

  • ¿Cómo empezaste a aplicar tus conocimientos para desarrollar esta técnica? ¿Fuiste leyendo cosas que se podían hacer y las ibas practicando sobre la marcha o las ideas las ibas madurando antes un poco?
  • Confieso que, si descartamos toda mi preparación previa, fue totalmente casual (entonces... ¿casualidad o causalidad?); pasé de los 30 a los más de 100 por sesión y 100 por hora porque el sofá de esquina me obligó a colocarme en esa “regia” postura que después bautizaríamos como Cienorgásana. Las posibilidades de movimiento y la actitud de control que permite son tan inmejorables que me permitieron aplicar tranquilamente todas las posibilidades que mi pelvis me permite, la actitud distante que propicia posibilitó aplicar adaptaciones de las técnicas de hipnosis que había aprendido muchos años antes; de ahí surgieron los “toques” para atrapar la mente femenina. Sólo falta explicar que, además del deseo de que ella disfrutase al máximo, fue imprescindible una actitud mental competitiva, convertir en un reto personal el llevar al límite del placer a mi mujer. Mi experiencia profesional me ayudó a concretar y estructurar el método según iba descubriendo y repensando las cosas. Hecho esto, solamente tuve que ponerme a escribirlo en el Blog y esperar a que llegarais los lectores.

  • ¿Por qué decidiste molestarte tanto por compartir tus descubrimientos? Antes pensaba, sinceramente, que era por presumir, como todos los hombres, pero a medida que te fui conociendo me fui dando cuenta de que no, que era por compartirlo de verdad.
  • El sentido de mi vida es enseñar, y es, causalmente, a lo que me dedico profesionalmente; pero nunca entró en mis planes transmitir la Cienorgasmología, claro. Fue también, algo “causual” (causal/casual): me había enfadado con mi novia, me aburría y quería comunicarme con el mundo, lo hice a través del fenómeno blog, que es una forma ideal de hacerlo.

  • ¿Qué tópicos crees que has derribado con la Cienorgasmología, aparte de la obviedad del número de orgasmos?
  • Sobre todo he consolidado el mito cierto de que “no existe mujer frígida sino hombre torpe”. Sí he contribuido decisivamente a derribar el mito progre −más bien “regre”− hembrista de que la mujer tiene que ser activa; la actividad femenina −coger la batuta− puede retomarse al haber alcanzado la cienorgasmia, pero no antes, porque en caso contrario, como ya comentamos en el capítulo de La confirmación científica de la Cienorgasmología, no la alcanzará o el proceso será mucho más difícil y largo. El segundo mito que igualmente he contribuido a derribar es el de la presunta y falsa importancia del clítoris en el placer femenino. El placer y el orgasmo está regido por el cerebro, y da igual la vía que utilices para activarlo si eres lo suficientemente hábil. El tercero derribado es el que asimila conductas regres como la mayor utilización de cachivaches sexuales, parafilias, intercambios de pareja, mujer dominante, etc., con un mayor placer. En absoluto es así. La cima sólo se logra entrenando con consciencia y constancia, y eso es imposible si no se ama verdaderamente a la otra persona, porque no te sacrificas por quien no amas, sólo usas como objeto de tu satisfacción al otro mientras te satisface.

  • La evolución del Blog se dirigió con el tiempo a otros aspectos, pero quizás el que más me sorprendió fue la creación dentro del Blog del apartado “El arte de amar”. ¿Al principio no lo considerabas tan importante como para pensar en ello? Yo lo considero fundamental.
  • Yo coincido contigo, vivimos tiempos de pérdida de referencias, la gente vive perdida, insatisfecha, frustrada; porque aunque la “desaparición” de Dios ha llevado a los necios creerse dioses y crear su propia moral desnortada, la realidad es tozuda como una mula, y los necios no hacen sino darse una y otra vez trompazos contra ella. Pero siempre lo he considerado importante, de hecho, sostengo que uno no es persona si no ha aprendido a amar. Espero contribuir a ayudar a alguno de esos desorientados, esos pobres perdidos, a reorientar su brújula hacia el norte. Porque si uno confunde el amor con el placer, no entiende lo que es el amor, y eso es una garantía de fracaso vital.

  • ¿Crees que es una prueba de amor por parte de un marido o novio el que aprenda Cienorgasmología?
  • Absolutamente. Si se niega contra toda evidencia es un egoísta que ni tiene idea de lo que es el amor ni ganas de sacrificar un poco de su tiempo para aprender a dar más placer a su mujer. Y un pobre fanfarrón que se cree que sabe sin tener ni idea, que es lo más típico.


Fin de la primera parte. En la segunda pasaremos de lo general a lo más concreto

4 comentarios:

  1. Traserete14:09

    Buenas respuestas Jefe gggg.
    Estoy impaciente porque me contestes a las preguntas de la segunda parte...

    ResponderEliminar
  2. perseidas17:06

    Yo lo que creo es que Maestro tiene mucha suerte de haber aprendido tanto sobre esto y además quiera compartirlo, aunque creo que su mujer tiene más suerte aún, jajaja.

    Pero no es tán fácil encontrar a un "tío" que además de que te ame profundamente, (porque es muy muy difícil) una vez encontrado, sepa entender todo esto. Cuando dije lo del sexo "opuestonto" no es porque lo sean, pero es que en determinados aspectos, os viene muy justito, vamos que no llegais... salvo notorias excepciones. ;-)

    ResponderEliminar
  3. Cienorgásmico22:53

    Se te entiende Perseidas,tranquila.

    Buen post Traserete, así me gusta.Ansioso por la segunda parte!Maestro, así no me extraña que hayas aprendido; demuestras cierta humildad y poco egoísmo.

    Yo ya he escrito algo pero es que tengo tantas cosas que contar que me está saliendo bastante largo,aviso.

    Me gustan las nuevas lectoras que comentan,esto se anima.Una pena que no haya más lectores masculinos que comenten y haya posibilidad de debate entre unas y otros.
    Y que coincida precisamente con que Traserete escriba lo que escribe, creo que es la mejor noticia para el blog en meses,¿no crees Maestro? Lo malo que le veo es que hay demasiado politiqueo alrededor, nada que ver con el tema principal del blog, al menos en sus inicios.

    saludos a todos.

    ResponderEliminar
  4. Claro, hay que rellenar el blog con cosas de actualidad porque yo ya estoy a mil y no tengo mucho tiempo para escribir, y como te haces el remolón... pues hay que hablar de todo lo que es importante ahora. Porque no querrás que caigamos en la chabacanería de los blogs típicos de temática sexual ¿no?

    Bueno, esperamos tus relatos, si son muy largos los repartimos en dos post y listo. Es ciertamente estupendo que os hayáis animado los dos a contar vuestras experiencias.

    ResponderEliminar

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails