Breve manual de socioloxía gallega

En España hay tres millones de funcionarios. Exceptuando los sufridos docentes, policías, sanitarios, jueces y poco más, son una especie a reconvertir. En medio de esta fauna profesional patria existe curiosamente un sector que sinceramente tampoco sé para qué sirve: son los sociólogos. Parece ser que se dedican a saber lo que todo el mundo sabe, pero adornándolo con unos números y unos %%%. Por poner un ejemplo, nos dicen que ya es raro que haya una casa en la que todos sus miembros (sin coñas) trabajen. Yo, sin ser sociólogo, ya lo sabía, porque suelo hablar con vecinos y amigos y el del paro es un tema de conversación corriente hoy en día. ¿Vosotros no lo sabíais? El caso es que he estado echando un vistazo a unas noticias atrasadas y me he encontrado esto que me ha llamado la atención y que os pego a continuación (las cursivas son mías) para que os divirtáis un poco:


Con su pareja les gusta practicar los llamados ‘juegos preliminares’, encender velas y poner ‘música romántica’ pero cuando ellos acuden a clubs de prostitución, van al grano y sin condón. Cuando a los españoles se les hace una simpática encuesta sexual, contestan lo que quieren, pero cuando un informe estudia una situación más profundamente, salen los datos reales. Aquellos de los que nadie alardea. Eso lo dirán ellos, la gente normalmente miente aunque sepa que la encuesta es anónima, porque casi todo el mundo tiene un cierto pudor a hablar de estas cosas y vende la mejor cara de sí mismo.

La semana pasada se publicaron los resultados de la encuesta ‘Los españoles y las
relaciones de pareja’ en la que destacó la importancia de los juegos preliminares a los que, al parecer, dedicamos entre 15 y 30 minutos una o dos veces por semana de media; las mismas en que practicamos sexo con penetración. Muchas veces, de forma planificada y casi siempre por la noche; sobre todo durante los fines de semana. No, ¡qué va!, los entrevistados están mintiendo, de media debemos pasar cuatro horas y cuarto con los prolegómenos mientras vemos la tele con los niños y por la mañana en el trabajo ¡No te jode los lumbreras!.

De la encuesta se desprende que las actividades preferidas de los españoles son las caricias (92,4%), los besos en la boca (89,5%) o en el cuerpo (84,7%), seguidos de la estimulación genital (78%) y de los masajes (46%), y que a mayor edad, más se practican estos últimos, pues la mitad de los españoles en la cuarentena los dan y reciben durante su actividad sexual. ¡Mentira!: los españoles preferimos conectarnos los pezones a un cable y enchufarlo, ponernos macarrones con pesto en los orificios naturales y tocar la armónica con el ojete. ¿Se puede ser más idiota? ¿Qué esperaban encontrar?.


Al parecer, una buena ambientación también es fundamental en las relaciones íntimas. Los elementos preferidos por los españoles para entrar en situación son la iluminación especial (62,7%), seguida del uso de aromas o perfumes, que emplea un 43,2% de los encuestados. Sin embargo, son muchos los que van más allá mediante la utilización de aceite de masaje o cremas (41,7%), ¡¡mentirosooos!! ropa o lencería erótica (39,6%), o el uso de comida o bebida -nata, mermelada, fresas- (38,5%)... Pues qué queréis que os diga, que más de uno lo que quería era ligarse a la entrevistadora. ¿En quince minutos te unto, te como, me untas, me comes, te masajeo, me masajeas, te quito las bragas y el sujetador, te limpio, me limpias o dejamos la cama hecha una porquería antes de chingar y luego se nos pegan las sábanas? ¡Anda yaaa!.

¡De película! A la luz de los datos, la vida sexual de los españoles es maravillosa,
envidiable. Yo no sé de dónde saca esta gente esas conclusiones, la verdad. Pero basta conversar con algún sexólogo ¡¡horroor!! o prostituta para entrever que la realidad no es tan rosa como la pintan. Por un lado, si realmente hubiera tantos juegos preliminares, caricias y velas, los españoles no recurrirían tanto a los prostíbulos, y, de acudir, no solicitarían las cosas que piden... ¿Ein? Os lo dije ¿estan locos estos sociólogos? ¿Qué tendrá que ver el culo con las témporas?

Las mujeres que venden su cuerpo o están sometidas a la esclavitud sexual no piden besos en la boca ni masajes a los ‘románticos caballeros’ que acuden a disfrutar sus servicios. ¿Locualo? ¡Jajajajajaja! ¡Como un cencerro! Es más, tienen que escuchar -y muchas soportar- cómo ocho de cada diez clientes no están dispuestos a practicar sexo con preservativo. ¡Fíjate tú, oyes, y luego echan la culpa al papa! El informe ‘Intervención sociosanitaria con mujeres en situación de prostitución en el Consorcio das Mariñas’ es quien revela esta petición del 80% de los clientes de varios clubs de alterne gallegos. ¿Y si hicieran el estudio ampliando la muestra? ¿Y si le encuestaran a usted?

Menos mal que ha ganado Feijoo.


Y ahora unos chistecillos de gallegos (con cariño).

  • En medio del mar van dos gallegos en un bote...
- Oye, Pepiño, ¿tú sabes por qué los buzos se tiran al mar hacia atrás?

- ¡Carallo, hombre! ¡Porque si se tiraran hacia delante, caerían en el bote!


  • La orden decía:
- Buscar y arrestar al sargento Pérez con el mayor sigilo.

Una semana después llega un comunicado a la capitanía:

- Sargento Pérez arrestado, seguimos buscando al Mayor Sigilo.


  • Íbamos yo y Manolo...
- Nooo, ¡íbamos Manolo y yo!

- Vale, listo, ¿entonces yo no iba?.


  • Ring, ring...
- ¿Sí?
- Doctor, doctor, ¡mi mujer está a punto parir!

- ¿Es su primer hijo?

- Non, home! soy su marido.


  • Dos Gallegos:
- ¿Sabes?, al final encontré trabajo en Santiago.

- ¿De qué?

- De Compostela.


  • Manoliño, ¿por qué no regaste el jardín?
- Porque está lloviendo a cántaros...

- Non seas vago, home, aquí tienes un paraguas.


  • Se muere el marido de una gallega y se acerca un amigo a la viuda:
- Lo siento.
- No, déjalo mejor acostadiño...


  • Almirante, quince carabelas aproximándose.
- ¿Una flota?
- No, flotan todas.



6 comentarios:

  1. Pues sí, la mayoría no tiene tiempo ni moral de andarse con rodeos y, mucho menos, una va a dejar que le pongan la casa perdida con jueguecitos sexoculinarios... Y también sí, como dice House, todo el mundo miente. Ya te digo, menos yo, que como he dicho mil veces, "no me tiro ni al suelo" jajajaja! :D y lo bien que me lo paso diciéndolo.

    Como decía mi amiga Amparo, a la que le pregunté si volvía a estar embarazada, porque la camiseta así hacía que pareciera, y me contesto, sin contarse un pelo, lo siguiente: Sí, de ayer, aún me tiemblan las piernas! jajaja, me quedé muerta! (de envidia, claro)

    El panorama está mal, mucho peor de lo que dicen los mentirosos. Porque el que no moja, cuando lo hace, no se anda con milongas, y si puede, en prostíbulos o no, no quiere usar gomita y mucho menos se dedica a ella, como si la amara con locura... total, un verdadero desastre, sino de qué, cada vez acuden hombres más jóvenes a estos lugares de dudosa virtud...? Y no, no piden abracitos y besos, ni ellas los dan, aunque alguno lo intenta, pero sólo lo hace una vez, pues sabe que no lo recibirá.

    Así está el asunto, y tú, M, sabes que de eso entiendo, pues me tiré meses leyendo en un foro de opiniones sobre putas, como ya sabes,(y que nadie se pregunté por qué, sería difícil de explicar) y lo que me encontré no fue romanticismos precisamente.... ja!

    O sea, que lo que dicen en el telediario, casi siempre es una tontería, ni se moja tanto, ni de esa manera.... y los casados, los que menos.

    ResponderEliminar
  2. Pues yo al suelo sí me tiro, hoy mismo me he arrastrado con la bici por pegar saltitos entre las piedras, jejejje, me he dejado la rodilla hecha unos zorros.

    A mí lo que me ha alucinado del estudio es eso de que a las putas ni las besan ni les untan con aceite, ni se llevan la tartera con las fresas para adornarlas... Esta es la clase de gentuza analfabeta funcional que colocan los nacionalistas en todas partes en cuanto tocan poder.

    ¿Y tú qué hacías leyendo esas cosas? ¿No tenías nada más edificante que hacer?

    ResponderEliminar
  3. Jaaajaj me rei mucho con los chistes...empezando con el de los sociologos...

    ResponderEliminar
  4. Con aquello que te conté, me mataba la curiosidad por saber qué tenían ellas que no tuviera yo, por ejemplo... imagínate por dónde tenía la autoestima... por los suelos que no me tiro, jajaja!
    Gracias a Dios, eso ya no es así, aunque hubo un tiempo en que creí que no salía... pero mira, aquí estoy... antes muerta que sencilla, que es una.

    Una cosa buena saqué, intervine en muchas ocasiones, me hervía la sangre, aunque conocí algún chico majo, pero un poco desgraciado que se alimentaba de eso del putiferio y también aprendí qué coño quieren los tíos en plan guarradas!!! y que sus esposas, novias, etc... no les daban. Curioso, curioso. Decir que sí hay mil falsas "masajistas", que te untan de aceite y acaban el masaje con el famoso final feliz, con o sin, y algunas hasta completo... desde 15 minutos 20/30truskis y te hacen un apaño, buaaagggg, es repugnante, lo siento, pero es que soy una tía y además, un poco romanticona... así que entendedme...

    En fin, que a mi me parece más bien asqueroso, pero oye, siendo hombre, quizá pensara de otra manera, quizás, por necesidad puramente fisiológica, podría frivolizar más y no asociar sexo con amor nunca. Aunque, sexo con amor mole más... no sé si con esto último me he explicado del todo...

    ResponderEliminar
  5. Bueno, todo el mundo tiene alguien compatible en alguna parte, ya ves que yo soy bastante mayor que tú y no dejo de tener problemas conyugales, así que tranquila, siquiera por aquello de "mal de muchos"

    A mí eso de las fulanas no me va, me imagino chupándole las domingas a una tía que no se ha lavado antes y me da un ascoooooooooooooooooooooooo. De todos modos no sé lo que pasaría si me pusieran a tiro a una de esas super selectas modelos como le hicieron al Ducruet, el (enésimo) ex de Estefanía de Mónaco, prefiero no pensarlo.

    Además a mí me gusta seducir, si no, no me excito. Y quizá eso es lo que quieres decir al final: si hay seducción y excitación puede haber buen sexo, independientemente de que se ame o no a esa persona o que sea recíproco.

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, Sammy, la verdad es que parece un chiste, ¿eh?

    La vida misma

    ResponderEliminar

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails