Matemática Cienorgasmológica

Sin ánimo de ser exhaustivos, podemos definir el orgasmo como un estado cumbre de placer psico-físico desencadenado a partir de la excitación sexual repetida. Sus consecuencias son varias, pero pueden englobarse fundamentalmente en dos categorías:

· Fisiológicas: Se produce un efecto rebote o boomerang que nos lleva de la cumbre de actividad física a la Fosa de las Marianas de relajación. Eso si nos deja la pesada de la parienta, que justo suelta la lengua cuando nosotros queremos desaparecer o fumarnos un pitillo para evadirnos un poco de su previsible verborrea. (Vale, sí, es un chiste malo)

· Neurológicas: Aquí podríamos diferenciar entre consecuencias psicológicas, afectivo-emocionales y cognitivas, pero para los propósitos de este post no nos extenderemos y las agruparemos en una única categoría claramente determinada por la secreción al torrente sanguíneo de las llamadas Betaendorfinas, unos opioides (sí, sí, producimos opio dentro de nosotros mismos) internos; aunque hay quien opina que pertenecen a la familia de los cannabinoides, drogas como la que procede de la marihuana que también fabricamos nosotros mismos y que nos inducen estados de felicidad. Para el caso, lo mismo.



las drogas esclavizan y animalizan al ser humano





Con el orgasmo ocurre algo similar a lo que experimentamos al terminar una actividad deportiva extenuante, aunque el proceso sea infinitamente más placentero en el caso de las relaciones sexuales. ¿O no?. Bueno, a veces ;-)

Pero no quiero ahora hablaros de orgasmos sino de matemáticas. Desconozco la cantidad de opiáceos y/o cannabinoides (O/C) que se secretan al torrente sanguíneo durante un orgasmo, así que voy a establecer una hipótesis con cifras básicas. Pongamos que durante un orgasmo producido en un encuentro no-cienorgasmológico, de aproximadamente diez segundos (normalmente menos; el orgasmo, claro), el organismo de la mujer secreta 1 unidad de estas flipantes substancias que le dejan en la gloria. Un cienorgasmólogo avanzado que pretenda alcanzar el primer escalón hacia la maestría producirá en su mujer, en una hora, sesenta orgasmos de diez segundos y consecuentemente 60 unidades de O/C.



Luego podemos inferir que durante un orgasmo de un minuto de duración provocado por un experto en la Cienorgasmología, la mujer verterá a su sangre 6 unidades de O/C (1 unidad por 6 veces 10 segundos); y durante dos minutos, 12 unidades (esta última cifra no la vamos a utilizar en el gráfico adjunto, para redondear nos quedamos con la de orgasmos de un minuto).

Siguiendo esta lógica, veremos que durante una sesión de sexo rápido en manos de un experto cienorgasmólogo, una de esas de diez minutos en la que caben hasta diez orgasmos de un minuto de duración, la mujer vierte a su sistema vascular ¡¡30 unidades!! de O/C. Y ¿qué pasa si el mismo experto se entrega a una sesión de una hora de duración en la que caben unos 60 orgasmos de un minuto? Que inundará su sangre con ¡¡¡360 unidades!!! de O/C.



como siempre, pulsa sobre el gráfico para verlo más grande


¿No es grandiosa la Cienorgasmología?


En otro post venidero hablaremos de los efectos del orgasmo.


14 comentarios:

  1. traserete15:38

    Jajajajajaja.Muy buen post Jefe.Me he reído mucho leyéndolo.Si quieres saber la cantidad exacta de Betaendorfinas sé donde buscar jajajajajajajaja.
    Besos,abrazos,saltos de alegría,...

    ResponderEliminar
  2. Pues hala, ya tienes trabajo, guapa. Que al final te van a leer más que a mí ;-)

    ResponderEliminar
  3. traserete20:49

    Eso de que acabarán leyéndome más que a tí es imposible querido amigo, más que nada porque no he escrito mucho que digamos.

    Por cierto,gracias por mi nueva sección agrupando mis post ggg.

    Besos,abrazos,saltos de alegría,... ;)

    ResponderEliminar
  4. el doctore22:43

    Es imposible saber la cantidad exacta de Betaendorfinas que se liberan durante el orgasmo Maestro,no hagas caso de Traserete.Ni siquiera hay una cantidad estándar para hombres y mujeres porque depende mucho de los niveles de hormonas de cada individuo a estudiar.
    Traserete seguramente se referirá a unas cifras que vio publicadas hace un tiempo,pero realmente no hay nada demostrado al respecto, así que no te hagas ilusiones respecto a eso ok?

    Por cierto Traserete, te felicito por tu último post,es muy bueno ;).
    También quiero darte las gracias por tu apoyo incondicional en los últimos tiempos, lo he agradecido mucho a pesar de la distancia que nos separa.No sé cómo agradecértelo.

    Menudo cacho gráfico te has currado Maestro.Enhorabuena por tus resultados.

    ResponderEliminar
  5. Eso suponía, Doctore, en toda mi formación neurocientífica no recuerdo referencias a una cuantificación de esas substancias durante el orgasmo, aunque reconozco que me he tragado el farol de Traserete, así que gracias por evitar que hiciese el ridículo, jejeje.

    Precisamente pensando en un próximo post que versará sobre "el orgasmo dentro del orgasmo" en ídem de más de un minuto, tuve la certeza de que era imposible hacer una estimación rigurosa. Por ello opté por el concepto "Unidades" de O/C.

    Traserete, sigue así, que ya ves que tienes mucho éxito, pero que no se te suba a la cabeza, que la relajación no es buena. Es mejor la crítica, como dice Bill Gates, así que agradece el pescozón a El Doctore.

    ¿Te gusta cómo ha quedado la nueva sección? Se ve bien ¿verdad? Te lo mereces ;-)

    ResponderEliminar
  6. traserete16:27

    Jajajajaja.Pues sí,era un farol,pero de todas formas iba a darte esa información de todas formas,a ver que te parecía ggg.Cuando lo leí ya supuse que mucha evidencia no tenía pero bueno,algo es algo no?
    ¿subírseme a mí el éxito a la cabeza?¿qué éxito?vale,lo tengo,pero tampoco es pa tanto Jefe,la verdad.Y tampoco me lo tomo tan en serio,no te creas.

    Críticas espero,pero aquí el único que me pone a parir de vez en cuando eres tú Maestro,así que...gg

    Gracias de nuevo por mi nueva sección,ya tengo dos jajajajaja.
    Un beso Jefe.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo15:54

    IM-PRE-SIO-NAN-TE. Y todo sin haber mojado ( jejeje ) nunca. De Premio Principe Negro, tío, aunque yo te aconsejaría eso de menos samba e mais traballar. Dios mío cómo está el patio, y entre medias metes a religión digital, a Pablo, tú estás muy malito de la azotea, de verdad chaval, muy mal.

    ResponderEliminar
  8. traserete16:14

    ¿Y acaso tú estás bien del tarro nene?me parece a mí que...eres un guarrindongo de primera...en fin...jajajajaja.

    ResponderEliminar
  9. Jajajaja, capullo, no te escondas en el anonimato, me juego el coche de la Barbi a que eres quien yo pienso que eres.

    ResponderEliminar
  10. Anónimo1:04

    Sí, pesado soy yo, ¿ quien sino ? Ando curioseando, en realidad me parezco bastante a tí, sólo que yo gano siempre el pulso al instinto.

    ResponderEliminar
  11. ¿A mí? ¿En qué te pareces a mí? ¿En el corte de pelo? ¿En la barriga? Ya dudo de quién eres, porque el que yo pensaba no suele cometer faltas de ortografía (es anterior a la LOGSE) ¿me conoces o no?

    A mí sí que me pica ahora la curiosidad, ¿En qué concretamente crees que tú ganas y yo no el pulso al instinto? ¿Y nunca pierdes el pulso? ¿Nunca, pero nunca, nunca? ¿Y a qué instinto te refieres concretamente? ¿Al de supervivencia? ¿Al de posesión?... Cuenta, cuenta.

    ResponderEliminar
  12. traserete12:36

    Nada,nada,no hay cojones Jefe jajajajajajaja.Esto se pone interesante....mete caña Anónimo gggg.

    ResponderEliminar
  13. Anónimo0:47

    Me parezco a tí en el instinto sexual, pero el pulso de momento lo gano. Me cuesta, no creas, pero lo gano. Es más, tengo recursos para hacerlo que no me fallan, y no hablo de cilicios ni de disciplinas, que eso es muy de curas y monjas. Yo utilizo el sentido común y algo más, y me encanta ganarlo, me mejora como ser humano. Sinembargo puedo llegar donde el podrido corazón me quiera llevar. Pero sé volver sin mancharme.

    ResponderEliminar
  14. No sé qué sabes tú sobre mi instinto sexual, ni por qué piensas que tú le ganas la partida y yo no. ¿No crees que presupones demasiado?. La verdad es que no entiendo qué imagen te has formado de mí; quizá creas que porque tengo un Blog de temática sexual soy un tío hipersexual, lo mismo que por tener un Blog sobre religión uno tuviera que ser cura. Me gustaría que me lo aclarases para despejar posibles equívocos.

    Me alegra que apliques el menos común de los sentidos, porque eso dice mucho de ti, y esos otros recursos infalibles que no mencionas y podrían ser de utilidad para algún lector.

    Y por cierto ¿por qué tienes el corazón podrido? ¿Por qué utilizas esa expresión? ¿También eres hiperrealista (bueno, hoy en día ser un poco realista ya es ser hiperrealista para los ilusos) como yo?

    Con respecto a las manchas ¿no te preocupas demasiado de ti? no hablas de las manchas que dejas en los demás. Yo no soy quien para tirar la primera piedra, porque no estoy libre de culpa, pero por experiencia te digo que todo el mal que hagas por desconsideración hacia los demás siempre te vuelve. La vida es un aprendizaje.

    ResponderEliminar

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails