Las Señoras de los Anillos. (El anillo de la castidad)



T
odo lo que sube, baja. Y viceversa. Quien haya creído que el mundo acabaría pareciéndose a un nirvana islámico se equivoca. Especialmente errados andan los que no han llegado a la cuarentena, para los que la vida es una escalada inacabable en pos de las altas cimas que la imaginación promete, la vida alegre, la utopía del todo es posible, sin fin, para siempre. Demasiados adolescentes eternos han pensado que el mundo se dirigía inexorablemente hacia un paraíso de sexo indiscriminado, buena vida, poco trabajo y menos esfuerzo, auspiciado por papá Estado con los impuestos de los pobres necios currantes, los que piensan a la voz de su amo.

Pero cuando uno ya lleva suficientemente −cronológica y psicológicamente− fuera del útero materno y ha llegado a divisar todo el panorama que queda por detrás y por delante desde la cumbre, se da cuenta de cómo han cambiado las cosas, y más aún, del cambio que viene inevitablemente. No, no estoy hablando de Obama. Hace justo treintaaños éste que les escribe corría en una de las zonas más calientes de España −no, no; tampoco es lo que estáis pensando− perseguido por aquellos grises que, a lomos de sus Sanglas (¿os acordáis del chiste?), transportaban a otro que sentado hacia atrás, disparaba sus pelotas de goma contra todo aquel que asomase la nariz. Yo era muy machote, muy ágil y corría muy rápido, por eso me salvé de lucir una de esas heridas de guerra, pero no era muy consciente de lo que hacía allí; es más, visto desde hoy era un crío necio e idealista con el seso sorbido por fantasías cheguevarianas. Pero había que luchar por La Libertad, así con mayúsculas, de modo que no había demasiado que dudar, estabas con Franco o contra Franco. Ni tus padres te lo impedían.

Supe después que en esas llegó a España lo que llamaban amor libre pero no lo caté −porque en mi pueblo decían que decía el obispo que allí chingar no era un pecado, sino un milagro− y con él aquello de “La virginidad produce cáncer, vacúnate”. Se suponía que la libertad implicaba que una debía abrirse de patas tranquilamente ante el primer salido que pasase a su lado, so pena de excomunión. Por la misma regla de tres a uno le debía dar igual cagar en público cuando le viniese el apretón porque ¡qué era aquella mojigatería de las inhibiciones y el pudor!. ¡Ah, cuanta inteligencia oprimida liberó la democracia!

Hemos pasado de alejarnos como de la peste de cualquier chica que no fuese virgen a ir a Bayona a ver a Marlon Brando El último tango en París (yo no, que era quitito), y de ahí a poner a nuestros hijos delante de un aparato que vomita sexo más o menos explícito y más o menos normal, hasta en los anuncios de gaseosa; y eso por no hablar del antiguo payaso (¿o es ahora cuando realmente lo es?) Emilio Aragón & friends y su repulsiva La Secta, ésa que vamos a salvar todos de la bancarrota con nuestros impuestos. Hoy en día está de moda ser adictos al sexo, anormosexuales, exhibicionistas... y ¡hay de quien no comulgue con el credo que imparten sus obispos!.

¡Cómo se le va a ocurrir a uno ir en contra de la corriente de fondo dominante! Te tacharán de conservador, teocon, meapilas y retrógado si les pillas en un día bueno, de machista, homófobo, ultraderechista o facha si en uno regular, o te silenciarán si les tocas las pelotas. Su poder es tan hegemónico, tan abrumador que llega a asfixiar; imponen su siniestra moral, sus catecismos, biblias y profetas en todos los aspectos de la vida. Estos, los de alma perversa que dijeron luchar por la libertad entonces y ahora no quieren dejar de darse la buena vida, o se sienten tan mal en su pellejo que necesitan dominar a los demás como si fuesen sus perros, se aferran a muerte a su poder. Mientras tanto, los que entonces nos la jugamos (yo poco, todo lo más un par de mamporros) por la libertad, volvemos ahora, con poco pelo, algo de barriga y muchas canas, a volver a provocar a los grises −éstos no de uniforme, pero sí de alma− y desafiar el riesgo de llevarnos un pelotazo en la boca.

Para seguir avanzando todo vuelve, los tiranos de entonces son los oprimidos de ahora, y los oprimidos de antes, los nuevos dictadores. ¿Lo malo? que ahora también nosotros, los que nunca hemos mandado y a pesar de ello hemos defendido la libertad, vivimos bajo su bota, o mejor, bajo su ZaPato. Y si algún día la nueva corriente resulta asfixiante, los que no estemos criando malvas y otros nuevos seguiremos defendiendo la libertad individual, una vez más algunos volverán a aferrarse a su poder... y así hasta la eternidad. Es agotador, pero ¿y si no lo hiciéramos?.

Mientras tanto, disfrutemos con el espectáculo y del artículo: Vuelve la castidad.


Gracias a Lady Godiva por darme la pista del artículo en su blog.


14 comentarios:

  1. Bien Maestro, pero estarás de acuerdo que todo lleva un proceso, sí, ese mismo que tu tuviste que pasar para descubrir lo que ahora nos muestras. Está claro que llegar, llegaremos, pero las pruebas de la vida están precisamente para alcanzar esas cimas, hay que superarlas por í mismo, y tu, a pesar de que te haces mayor (como todos), aún tienes mucho que aprender, fíjate, hasta que uno se muere está aprendiendo.
    Son esa bolas de goma las que nos pone en el camino, nos moldean y muy desafortunado hay que ser para no llegar a conclusiones como las tuyas; si al final, casi que todos, vivimos la misma vida, en distintos escenarios, pero muy similares. Ya sabeis, cuando seas padre, comerás huevos...

    Podrías explicarme el titulo, si se te ha pasado ya el enfado, claro...

    Por cierto, yo recuerdo el eslogan de todo lo que sube baja... "y además engancha". ¿os suena? hacía referencia a las drogas.

    ResponderEliminar
  2. Vale, era por el que llevan los Jonas Brothers.

    ResponderEliminar
  3. Claro que necesito aprender mucho aún, Perseidas, faltaría más. Pero mucho menos que otros.
    Las "Señoras de los Anillos" va por el articulo del final, los Jonas Brothers sólo son la punta del iceberg.

    Todo tiene su proceso, pero si los padres no son analfabetos funcionales, eso que se quitan los hijos. El proceso de aprendizaje se acorta y se cometen menos errores o menos graves. Pero claro, venimos de donde venimos.

    ResponderEliminar
  4. Vale, que como linkas tantas cosa, y las horas que eran, ahora le echaré un vistacico.

    Pero los niños estos llevan una alianza pro-virginidad, no? paradójico, teniendo en cuenta que la mitad de las fans se los querrían....... pero bueno, sí, puede producir el efecto deseado, alargar la edad de desfloración, con tal y mientras sigan al mito.

    ResponderEliminar
  5. ¿Tú con canas?Eso nunca!! Por tí no pasará el tiempo en ése sentido, ya sabes por qué lo digo jajajajaja.

    Por lo demás, no puedo estar más de acuerdo contigo, por una vez desde hace tiempo ya...

    Por alguna razón antes había gente que gritaba aquello de "era mejor en los tiempos de Franco"...ahora no hay nadie,claro, pero cierto sentido sí que tiene desde la perspectiva de nuestros mayores...el otro día trataba de explicármelo un paciente mío, de 88 años, que cambió de bando en ésa época; se hizo franquista sólo porque no le persiguieran y le mataran, para que no fusilaran a su familia...y no eran precisamente ricos...todo lo que revivió Pepe para mí el otro día de aquella época...y me lo pones a huevo para comentarlo...ggg.
    No tiene heridas de guerra físicas pero tiene secuelas psicológicas de aquello por todo lo que supuso.

    ResponderEliminar
  6. Mery Jane, ayer tomaba un café junto a un octogenario impecablemente trajeado y pensaba justo lo mismo que tú estás diciendo ¿qué podría contarnos una de estas personas de su vida, de aquellos tiempos, con la penuria que imperaba, el miedo que pasaron... Bueno, depende, si te sale un Carrillo cualquiera dirá que fueron tiempos gloriosos.

    Todavía hay gente, mucha, que dice eso de "Con Franco vivíamos mejor" Otros lo piensan pero no lo dicen, tienen miedo a que les llamen fachas, cuando, como sabemos, el fascismo es socialista. En fin, la inmersión lingüística no es más que una rama de la inmersión ideologica.

    ResponderEliminar
  7. Anónimo13:02

    Decir que el fascismo en sí mismo es socialista, es un argumento sofista y absurdo sobremanera.

    Ande dese una vuelta y aprenda un poco:

    http://deciamos-ayer.blogcindario.com/2005/12/00029-el-baul-de-los-recuerdos-del-quot-socialismo-quot-fascista-y-la-reaccion-liberal.html

    ResponderEliminar
  8. Diccionario de la lengua española © 2005 Espasa-Calpe S.A., Madrid:

    Sofisma

    1. m. Razón o argumento aparente con que se quiere defender o persuadir lo que es falso.

    Se cree usted muy listo por usar palabras elegantes, pero no deja de ser un ignorante, o porque no entiende lo que dice o porque no sabe de lo que habla. Por tanto no tengo que ver ningún enlace que usted me proporcione, porque no me va usted a enseñar nada que yo no sepa al respecto.

    Se lo voy a explicar más fácilmente para que usted lo entienda. Si yo me apellido, por ejemplo, Martínez Vázquez, es porque mi padre tenía de primero el primero y mi madre el segundo. Por eso yo soy MV. El Fascismo es hijo del pensamiento de su fundador, Benito Mussolini, socialista italiano, como es bien conocido, y por tanto, el hijo del socialismo es socialista. Algo diferente, como yo siy diferente de mi padre y sobre todo de mi madre, pero de padres gatos... hijos michines. El socialismo mussoliniano tiene una diferencia fundamental (de fundamento) de matiz con respecto al socialismo soviético, y es que el primero es nacionalista por hartazgo de la incapacidad del movimiento internacionalista soviético de invadir el planeta.

    ¿Entiende usted el silogismo o se lo tengo que explicar como a Jaimito?

    ResponderEliminar
  9. No vas a dejar de hablar del socialismo, verdad?
    Pues nada, en este no podré intervenir... ssnniifff... más que nada, por no entrar en conflicto. ;-)

    ResponderEliminar
  10. Anónimo23:45

    No lee usted porque le da miedo que tire por tierra sus sofistas argumentos, (veo que ha tenido que consultar el significado de tan elegante palabra). No se preocupe, yo le pego un fragmento de la publicación, especialmente dedicado al padre del fascismo.

    "¿Y qué hay del padre del fascismo y avatar espiritual de Hitler, el ex-socialdemócrata y posteriormente líder reaccionario -como Juán José Tamayo, qué casualidad- Benito Mussolinni ?

    Otra cita de "Il Popolo D'Italia", órgano de expresión de la Italia Fascista, del 9 de octubre y del 24 de octubre de 1921 (citado según Tasca, en páginas 194 y siguientes), afirmaba:

    "Nosotros nos diferenciamos iconciliablemente de todas las sectas socialistas, pues rechazamos todo internacionalismo, sea cual fuere, toda intervención del Estado en asuntos económicos".

    Pero hay más:

    "Decir que exista también en Italia un peligro bolchevique significa tomar por realidad algunos absurdos temores. El bolchevismo está derrotado"

    Benito Mussolinni también en "Il Popolo D'Italia" del 2 de julio de 1921, citado por Tasca (página 367).

    "El Imperialismo es la base de la vida de todo pueblo que tiende a extenderse económica y espiritualmente"

    Benito Mussolinni, "Discorsi Politici", página 64 y siguientes (citado según Tasca, página 62).

    etc, etc...

    Por si no quedaba claro, los padres del fascismo niegan la economía planificada en favor del capital monopolista. Si esto es socialismo, Richard Nixon era maoísta.

    Si alguen quiere saber más sobre los diferentes tipos de "socialismo" que no son socialismo, que se lea el Manifiesto Comunista, el capítulo dedicado a la "LITERATURA SOCIALISTA Y COMUNISTA", en los que diferencian y desenmascaran claramente a los socialismos no socialistas: El socialismo reaccionario (socialismo feudal, socialismo pequeñoburgués, El socialismo alemán o "verdadero" socialismo), el socialismo burgués o conservador y el socialismo y el comunismo crítico-utópico. Un texto más serio y tremendamente adelantado a su tiempo que, casualidad, los liberales intentan silenciar."

    Que tenga usted su momento de reflexión, buenas noches.

    ResponderEliminar
  11. Gracias por la mención.El mérito es de Javier Monjas, y su periódico Nuevo Digital Internacional (que es la caña). Él es un gran tipo.

    ResponderEliminar
  12. Anónimo, creo que va usted a tener razón, voy a aparcar la relectura de Hiperespacio de Kaku justo cuando describe los diagramas de las supercuerdas y me voy corriendo a ver si encuentro una librería abierta para comprarme "El manifiesto comunista" del ilustre Marx.

    Y ahora que sabe usted que lo sofista es algo tan aplicable por mí a sus argumentos como por usted a los míos, me podrá decir -por aquello de centrar el asunto- qué es concretamente lo que usted defiende ¿el socialismo? ¿el comunismo? ¿el fascismo?

    ResponderEliminar
  13. Mary White, te aseguro que me quedé muy impresionado cuando leí el periódico, acostumbrado a análisis y opiniones superficiales, es una agradable sorpresa encontrar tanta profundidad. Seré uno de sus asiduos lectores.

    ResponderEliminar
  14. Joer, este es más rojo de lo que, supuestamente, soy yo, jejeje. Collinses!
    Bueno, feliz debate, espero que no llegue la sangre al río.

    ResponderEliminar

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails