La Cienorgasmología con una nueva pareja

Nuestro querido Sammy cree que tiene un problema que ya quisieran para sí millones de hombres, y es que al parecer -aún- no consigue pasar de los 15 orgasmos por sesión. Vale que estamos aquí para superar con creces esa cifra, pero desde luego no es para preocuparse en absoluto, sino todo lo contrario. Es para estar muy satisfecho él por su rendimiento por encima de la media, y ella por tener un partenaire que se preocupe más por el placer de ella que por el propio y se lo haga pasar como difícilmente hubiera podido con otro.

Tirando de lógica y experiencia, se me ocurre que las razones por las que no consigue alcanzar sus objetivos pueden ser varias:




ATRAPAR LA PROPIA MENTE


En los inicios de una relación, y más siendo joven, el principal problema que yo tendría sería la dificultad para atrapar mi propia mente. A esas edades normalmente el orgasmo de la mujer nos arrastra, dificultando mantener el control sobre nosotros mismos, y consecuentemente perturbando una correcta dirección de la orquesta. Supongo que esto no le pasará a todo el mundo, hay personas más naturalmente autocontroladas y otras cuya dilatada experiencia sexual les permite tomarse el asunto sin tanta implicación instintiva, pero desde luego a mí me ha pasado en más de mil ocasiones, probablemente también engañado por la absurda sexualidad oriental. Pero se puede objetar a este argumento que parece claro que si se han llegado a los quince orgasmos es que un cierto control existe, obviamente no absoluto, pero existe.



SIN PIEDAD


Como ya saben todos los cienorgásmicos expertos, la clave para aumentar el número es no tener piedad de nuestra mujer. Como recuerda este capítulo, y su continuación en este otro es imprescindible que sea el varón el responsable y director de los conciertos sexuales, pues de delegar la batuta nos encontraremos lisa y llanamente con que la orquesta tocará lo que le apetezca, que parece ser lo que ocurre en este caso. Es esencial recordar que para meter cien orgasmos en una hora hay que carecer de escrúpulos de ningún tipo, encadenarle un orgasmo tras otro aunque nos implore por nuestra madre que paremos.


Si seguimos por el camino equivocado, la fémina nos podrá llevar por donde le plazca, responsabilizandonos a nosotros de la baja calidad del concierto o no, pero en cualquier caso no nos hará sentir precisamente bien. Curiosamente la causante del problema es ella, pero ya sabemos que los varones somos muy dados a acomplejarnos en cuanto las cosas no van como queremos. La realidad es que ella, por una u otra razón peregrina, nos ha ganado la partida, nos ha sometido a sus caprichos, ha tomado el control con el simple argumento expresado u oculto de que no somos lo suficientemente buenos.


No nos engañemos, una vez cautivos y desarmados por temor a
perderla, ella hará en lo sucesivo lo que quiera con nosotros por la misma vía, inducirnos a usar cachivaches sexuales como norma o cualquier otra garantía de insatisfacción futura. Tengamos en cuenta que cuando una mujer se convierte en multiorgásmica o cienorgásmica, puede seguir siéndolo sin nosotros con un amante mediano, igual no llegará a los cien por hora, pero seguro que no le importará quedarse en diez o doce, y ella sabe que eso ocurriría aunque nosotros no lo pensemos. Que sean necesarias variaciones y juegos raros tras años de relación puede ser hasta saludable, pero empezar arguyendo que no siente nuestro chisme da que pensar, y no precisamente bien, porque ya sabemos que el tamaño no importa.



LOS TOQUES


Una de las razones por las que es posible que la mujer no nos sienta es la repetición de los mismos eventos. Recuerdo que cuando vivía en el norte de España tenía una existencia satisfactoria, sin embargo, después de más de veinte viviendo en Madrid no soportaría volver a vivir allí, llueve todo el tiempo (exagero), hay más días nublados que soleados y pocos años -por ejemplo este mismo- tienes la garantía de unas vacaciones de verano sin chubasquero y paraguas. Sin embargo, cuando vivía allí estaba tan acostumbrado, me parecía tan normal que ni le prestaba atención al asunto.

Del mismo modo, si no respetamos escrupulosamente las recomendaciones de los capítulos relativos a los distintos tipos de toques, nos encontraremos con la repetición de un mete-saca monótono que borrará las pequeñas diferencias de matiz que existan entre un empujón y otro. Las diferencias no deben ser pequeñas, sino enormes, hasta el punto de que no conviene repetir más de tres o cuatro veces el mismo movimiento consecutivamente, sino más bien lo contrario, variarlos constantemente y mezclar los pélvicos con los táctiles, con los verbales y las esenciales pausas.

Un buen sofá de esquina y unas manos fuertes para agarrarse son indudablemente esenciales para que cada empujón mueva todo su cuerpo, consiguiendo así que sienta el empuje no sólo en sus genitales, sino hasta su cabeza.



CONCLUSIÓN

Todo esto no significa que uno esté haciendo algo mal, sino que puede hacerlo mejor. Es importante tomárselo con calma, ser astuto y no crear un problema donde no lo hay. Si la moza quiere ponerse arriba bajo amenaza de hacerse la insatisfecha, que se ponga, no estaremos perdiendo el control, sino cediéndolo inteligentemente; mientras tanto, cuando el control esté en nuestras manos, ¡leña al mono!. Un sólo orgasmo encadenado sin ninguna pausa con el siguiente es suficiente muestra de que podemos hacerlo, lo que nos debe aportar la seguridad de que podemos repetirlo, de que somos capaces de conseguirlo siempre que queramos. Y si le encadenamos dos o tres seguidos varias veces, dudo mucho que le quede energía para querer ponerse encima. O que diga que no nos siente.








10 comentarios:

  1. Uyyyyyyy!!!! Vaya Maestro que post...y yo que veia las cosas por aqui algo quietas...y que risa me ha "dao" jejej eso del afro, parece como si me hubieras espiado...por estas fechas mi Afro negro ha crecido mucho!!!!
    y bueno mil Gracias por estas aclaraciones y hasta que por fin entiendo como se usa el sofa en "L"...

    Sigo en la practica y esto sera historia en mi proceso personal...

    Un Abrazo M y a la Gente al Cien!!!! uyy cuando vaya por esas tierras deberiamos hacer una Integracion Cienorgasmologica...eso si sin practicas de ningun tipo, pura cerveza y experiencias seran suficientes!!
    Exitos

    ResponderEliminar
  2. O sea, que he descubierto tu look actual? Estuve pensando en otras imágenes, pero esa me llamó más la atención. Yo, aunque soy blanquito, también tuve así el pelo en mi época adolescente, y tenía mucho éxito con las chicas.

    Recuerda las pausas, son esenciales para atrapar su mente, fastidiarle un poco cortándole el ritmo permite crear en su mente un momento de espera ansiosa, con lo que cuando reinicies el movimiento se sumará a tu ritmo, y esto te permitirá llevarla rápidamente al siguiente orgasmo.

    Y ya sabes, cuando esté terminando un orgasmo, enlázalo sin piedad ni pausa con el siguiente.

    A ver si es verdad que vienes a vernos a España, aunque nosotros estamos todos dispersos por distintas ciudades, aquí en Madrid no te faltarán unas cervezas en compañía.

    ResponderEliminar
  3. Qué pasa por aquí chavalitos???

    Sammy, pareces un tío simpático de verdad, yo también he visto tu fotito...

    M, mi querido M, echo de menos tus ... eso, ya sabes.... jajajaja

    Bueno, pasaba a saludar, para que sepas que no me olvido de ti, pero especialmente, para que tu, no te olvides de mi.... jajajaja.

    Oye, que disfruteis todos de un estupendo veranito, que yo haré lo propio, aunque el coche se haya 'chupado' mis últimos centimillos y ya no pueda irme de Valencia, menos mal que tengo la playa cerca, sino.. me muero.

    Pos lo dicho, un besazo enorme y hasta pronto!!!!

    ResponderEliminar
  4. uuyy tendre que poner fotos de mi afro, muy a los 60s!!! y pues bueno la visitica a los Españas estara en la lista de pendientes!!!

    Miss. Perse: pues aunque andas algo perdida del Blog pues bueno igual haces falta asi como la demas gente.

    Un abrazo y por lo pronto seguimos!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Qué me voy a olvidar! Esta amistad virtual está mejor forjada que las katanas de los antiguos samurai, si no se ha derrumbado hasta ahora, no la derriba ni un huracán.

    Lo que pasa es que estoy hastiado de la red, paso demasiado tiempo a lo largo del día delante del ordenador, entre trabajando, leyendo noticias, arreglando desperfectos, configurando routers y tal y le estoy empezando a coger manía. A este paso voy a montar una tienda de ordenadores.

    Yo también estoy "pelao", así que mis vacaciones serán la pisci de la urbanización y la casa de los papás cerca de la playa. Menos da una pierre. ¿Te has cambiado de coche? Dame envidia, ¿qué te has comprado?

    Un día de estos me paso por vuestros blogs a visitaros, aunque ya sabéis que aunque no os frecuente, siempre estáis en mi mente.

    ResponderEliminar
  6. Ggggg. Buen post, la verdad es que también me ha servido a mí para aclarar ciertas cosas que no entendía.
    Tranquilo Sammy, vas fenomenal; a mí me pasaba exactamente lo mismo y si quieres una idea para que ella no le coja el gusto a estar encima, lo que hacemos nosotros es lo siguiente: cuando empezamos muchas veces me pongo yo encima, sobre todo cuando estamos más ansiosos y pasionales, pero luego cambiamos a cienorgásana para tomarlo todo con más calma.

    La verdad es que vas muy avanzado ya Sammy.

    (lo reconozco, he leído tu entrada por encima Jefe).

    ResponderEliminar
  7. Ay te has cambiado de coche, jajaja! ya me gustaría, he tenido que arregla mi pequeño bolido, porque le enseñé a correr como un demonio... pero los años se notan, y hay que cambiar costias... si una está ya tiesa, y tiene que hacer un sobreesfuerzo, se queda tiesa y media... pero yo contenta, jajajaja!!! :D

    Mil besos a todos y hasta pronto!!!

    ResponderEliminar
  8. En eso de las pausas... estoy totalmente de acuerdo, la ansiedad te hace perder el control, que supongo gana el 'macho' y eso que yo de cienorgasmología no tengo pajolera idea.... aún.... ;D

    Creo que, aunque mi naturaleza es de 'mandona', me dejaría 'dominar' la mente o lo que sea, si encadenara tres o cuatro, también te digo que con cien no se si podría... y menos en una hora, me agota sólo pensarlo....

    Un beso a tod@s

    Palabra clave: ducke... ¿ese sabrá de cienorgasmología? porque el 'niño' está un rato güeno, jajajaja!

    ResponderEliminar
  9. Pasaba por aquí, y me dije: ¡ a ver que dicen estos del blog del culo y la vagina ! Hace mucho tiempo que no venía a leer los minuciosos comentarios de Maestro y adláteres. Ya veo que todo sigue igual. Dale que te pego. Que empeño le pone a la cosa. Pobre.

    Cuando alguien de aquí haya probado el sexo real, que venga y me lo cuente. Mientras tanto, que os follen a todos ( virtualmente ) eso sí.
    yo ( la del blog )

    ResponderEliminar
  10. follando a mansalva11:57

    Pero chica, qué vocabulario!
    Cómo se aburre la peña, Gela, hija, hazte unas pajillas, aunque a tu edad, quizás, ni se te moje, siempre puedes comprarte el aceite de almendras del Mercadona.

    ResponderEliminar

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails