Los escándalos sexuales del demonio Vaticano


Hoy no quiero contar nada, sino aportar datos para comprobar cómo determinada ideología recesiva trata infructuosamente de debilitar la Iglesia de Cristo acusándola -generalizando, distorsionando y omitiendo información- de pederastia.

Nada se dice respecto a otras instancias, se oculta la verdad para intentar que algún que otro de sus sacerdotes en público dando así algún argumento -por llamarlo de algún modo- a los incapaces de pensar por sí mismos.

La información que hoy publico tiene su origen en Hispanidad.com, y su autor es Andrés Velázquez. Juzguen ustedes mismos.


La cosa es: ¡Palo al cura que es de goma!. Hasta que hable latín. Por eso el PSOE se permite afirmar que el Vaticano tiene “licencia para matar”.


Lo que pasa es que la campaña resulta un tanto asimétrica. Los casos de pederastia existentes en la Iglesia son infinitamente inferiores a los que existen en el colectivo de maestros, por ejemplo. Pero eso nunca se dice. Y el problema no está en el celibato. Hay muchos más casos de pedofilia en personal laico que en sacerdotes célibes.


Recientemente la prensa europea destapó el caso de abusos en un colegio regentado por la UNESCO. El asunto se ha callado. ¿Por qué no se reclaman responsabilidades a la ONU?. Más: no hay una sola operación de cascos azules que no se salde con un escándalo sexual. Ni una. Y no hemos escuchado ni una sola crítica de su boca a la ONU, ni a UNICEF, ni a los Cascos Azules. ¿Por qué? Primero porque se ha ‘santificado’ la ONU mientras se ‘demoniza’ el Vaticano. Y porque -razonablemente- los abusos son particulares, no generales. ¿Por qué no se aplica el mismo criterio sobre la Iglesia? No, no se busca racionalidad, se aplica ‘cristofobia’. No hay nada más.


De todo hay en la Viña del Señor, si no que se lo pregunten al obispo Almodóvar, ¿verdad?.


Podéis leer el texto completo aquí.


2 comentarios:

  1. La verdad es que pederastia en la Iglesia católica ha habido muchísima a lo largo de su historia eh?Es normal que ahora quieran sus cabezas.Estuvieron décadas ocultando a sacerdotes pederastas de la justicia, trasladándolos a otras diócesis, silenciando a los niños víctimas; todo gracias a Benedicto XVI, aún bajo el mandato de Juan Pablo II.
    Así que, por otra parte, han dado un paso importante reconociéndolo y condenándolo, bien merecían más drásticas medidas sobre estos personajes no crees?
    Ya escribí hace unos meses sobre el tema en el blog:
    http://latribunarostral.blogspot.com/2009/11/abusos-sexuales-y-el-vaticano.html

    Tampoco hay que olvidar, por otra parte, los abusos en el ámbito de la familia, que es lo más frecuente, y en colegios, que tampoco es para tomárselo a bromas.
    Lo que pasa es que es lo de siempre; las campañas contra la Iglesia son siempre mucho más fuertes que contra cualquier otro, así que les toca aguantarse y bajar la cabeza.
    A los demás ya les tocará.

    ResponderEliminar
  2. Estoy totalmente de acuerdo contigo, Mery, y con el Papa: el que la ha hecho, que la pague, sea clérigo o civil. Otra cosa es que se magnifique interesadamente el número de casos y se mire para otro lado en casos mucho más graves.

    ¿Escribo mucho últimamente, eh? ¿Por qué será? ¿Porque cienorgasmologueo menos, estoy enfermo en cama, soy el parado 5.000.001 o qué? Jajajaja

    Aprovechemos el filón de inspiración.

    Besos

    ResponderEliminar

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails