LO QUE NOS UNE O LO QUE NOS SEPARA



Como cualquier elemento atómico o subatómico, el ser humano aislado es inviable. Separado de cualquier contacto humano en la infancia muere irremisiblemente, de adulto pierde la cordura convirtiéndose en un simple animal. El mínimo necesario para perpetuar la vida es la unión del principio masculino con el femenino.

En un nivel micro, sólo uniendo un protón con su carga positiva y un electrón con su carga negativa mediante la participación del neutrón (¿el amar?), puede crearse el primero y más simple elemento atómico: el hidrógeno. Elimina uno solo de los elementos y te cargas el sistema entero; somete, paraliza, dirige a uno solo de los elementos y te sigues cargando el sistema entero. Igualmente sólo uniendo el elemento masculino con el femenino, puede crearse el primer elemento que conforma una sociedad: la pareja. Modifica, somete, paraliza, dirige a uno de ellos hacia lo que no es y te la cargas.

Uniendo más elementos a los anteriores, el átomo se va haciendo cada vez más sofisticado y uniéndose a otros átomos llegan a crearse moléculas, tejidos, órganos, segmentos corporales, personas enteras, parejas, familias, países, razas, religiones… la civilización con su escala de grises desde la incivilización absoluta a la cúspide de la evolución humana. Y como dijo aquel, el nivel micro es igual que el macro.

¿Por qué suelto este rollo, te estarás preguntando?

Porque mientras vuelvo a Madrid tras este paréntesis forzoso y volvemos a dedicarnos a los temas para los que este Blog nació, el próximo domingo los españoles tendremos la ocasión de tomar una de las decisiones más trascendentales y que más responsabilidad implican en la vida de un adulto. Y para asegurarnos de que no tendremos que lamentarnos amargamente de las consecuencias de una decisión equivocada conviene mirar la realidad desde varios puntos de vista. Este es uno diferente que quizá no habías tenido en cuenta:


INDIVIDUOS LIBRES O ESCLAVOS

El núcleo básico de este sistema-país y de cualquier otro es el individuo; pero no un individuo igual que los demás, sino cada uno diferente, libre. Siendo libre puede realizar adecuadamente sus funciones y realizarse a través de ellas. Sólo sometido a las leyes que son propias a su dimensión; que si en el caso del átomo son las fuerzas nucleares fuerte y débil y la electromagnética; en el caso de la persona las leyes escritas y otras normas no escritas en las leyes: la moral. Un individuo teledirigido o forzado a comportarse de una forma concreta no es un ser humano, sino que se convierte en miembro de un rebaño, en un esclavo del Matrix de turno, una simple batería para el sistema que le domina y que se nutre de su vida.


LA FAMILIA

La persona libremente −o si por obra de algo, no conocido− se une a otra, engendra hijos y estos a su vez se unen a otros para engendrar nuevos hijos y así surgen hermanos, tíos, primos, sobrinos. La familia resultante es el núcleo básico de protección social de los más fuertes a los más débiles. Primero son los padres los que protegen a los hijos y más adelante serán ellos −si son bien nacidos− los que protejan a sus ancianos padres. La familia unida hace frente a las dificultades mejor que cada uno separado del resto, sobre todo en momentos de dificultad o crisis. Las diferentes familias unidas forman diferentes comunidades unidas, diferentes provincias y regiones unidas. Las familias enfrentadas forman comunidades enfrentadas, provincias y regiones enfrentadas.


EL FUTURO, EL TUYO Y EL DE LOS TUYOS, EL DE TODOS

Este nuevo periodo que se inicia el 9M supondrá que un grupo de personas tendrá poder para enfrentar entre sí a unos miembros de la familia con otros, a separarlos entre malos y buenos en función de sus ideas, del idioma que hablen, de la religión que profesen o del lugar en el que vivan, a inmiscuirse en su modo de ver la vida, en su libertad para elegir las opciones que las leyes de su dimensión le permiten. Un grupo que fomente, subraye y resalte interesadamente lo que nos separa como familias, comunidades y país y no lo que nos une.

También existe la posibilidad de que consiga el poder un grupo de personas que se dedique a gestionar la gran empresa familiar que es España, a mejorar su economía, sus infraestructuras, la educación de sus miembros, la sanidad, la protección a los débiles, el empleo, la justicia… a garantizar la igualdad de derechos, oportunidades y obligaciones de cada individuo, mientras nos dejan en paz con nuestras diferencias, nuestras ideas, nuestras manías y nuestras rarezas, personales, familiares, locales, provinciales… Un grupo que no interfiera en la dinámica social que se crea por sí misma a partir de las decisiones de cada uno de sus individuos libres, que deje que nos unamos o separemos porque nos sale de las narices a cada uno, sin que nadie enfrente a hijos con padres, padres con hijos y hermanos entre sí y contra los demás por su ansia de mantener los privilegios del poder o su odio al otro grupo. Que seamos hidrógeno, flúor, einstenio o laurencio porque lo elegimos libremente, porque nos da la gana. Un grupo que fomente lo que nos une como familias, comunidades y país y no lo que nos separa.

Si uno de esos dos grupos no pretende unir sino dividir, si va a poner en riesgo por acción u omisión la unidad de tu familia, la libertad de alguno de sus miembros o incluso su vida, o si lo va a hacer con otras familias, aunque tengas una preferencia visceral por él, si le apoyas, te conviertes en su cómplice. Sé prudente ante una decisión que te trascenderá a ti mismo y probablemente a tus hijos y nietos. Apoya a quien deje en paz a la gente para que cree su propio futuro, porque España, como el resto de la humanidad, no necesita iluminados sino gestores, personas que vayan construyendo una base sobre la que seguir evolucionando, una plataforma de apoyo para cada pie que se aventura al incierto futuro en una marcha imparable hacia una vida mejor para sí y los suyos. No apoyes a quien diga a los demás por dónde tienen que andar y con quién relacionarse, quien es bueno y quién malo, porque quizá un día te des cuenta de que has sido un esclavo toda tu vida y has contribuido a la esclavitud de los demás. Apoya a quien favorece la unión de todos los elementos de la sociedad y les deja libres para ser ellos mismos, no a quien promueve el enfrentamiento y el pensamiento único. Porque unidos somos más fuertes que desunidos.

No hay nadie que tenga razones suficientemente válidas para separarnos, para enfrentarnos, para incitar a que nos odiemos porque pensamos diferente. Nadie que no tenga interés en separarnos, claro. ¿Os imagináis que alguien incitara a los átomos de hidrógeno a odiar a los de calcio? ¿Cómo se iba a formar nuestro organismo? Produciría un autorrechazo, una enfermedad autoinmune. ¿Y si el páncreas decidiera que odia al estómago y seguir perteneciendo al aparato digestivo y decide querer formar parte del aparato respiratorio? ¿Y si tu brazo derecho odiara a tu brazo izquierdo o viceversa y quisieran independizarse uno del otro? ¿Cómo se puede construir España desde su base familiar si nos incitan a odiarnos unos a otros y entramos al trapo?

¿Aún tienes dudas? Pues respóndete con sinceridad a estas preguntas: ¿Odias a los que no piensan como tú basándote en cualquier argumento? ¿Crees que tus ideas, las de tu familia, comunidad, idioma, partido… son las correctas y deben ser impuestas por la fuerza a los que no piensan igual? Porque quizá ya hayas caído en la trampa.


6 comentarios:

  1. traserete13:18

    ¡¡Bienvenido a casa Maestro!!
    Espero que todo vaya bien.

    Muy buen post,yo siempre he pensado en la familia como un núcleo fundamental en la educación,en los valores,en la religión,...si funcionas en la familia,si no tienes problemas con el resto de tu familia,si hay comunicación en ella,si para uno la familia es lo primero,lo fundamental,el grupo más importante,...entonces serás una persona bien puesta,bien educada en valores.Yo tengo mucha suerte en eso porque en mi casa somos una piña unida,con nuestras diferencias y pequeños conflictos pero nos llevamos muy bien.

    Respecto a tu idea del átomo...estoy de acuerdo!!Yo también lo he pensado así hace tiempo,y más cuando voy leyendo tu libro de Eric Fromm,que por cierto cada vez me gusta más :).

    Respecto a tu idea de la libertad,cierto,tienes mucha razón;la gente hoy día por desgracia se encuentra influenciada por cosas superficiales y no ven el fondo de las cuestiones;los medios de comunicación no siempre cuentan verdades,por desgracia,sino lo que se les dice que cuenten y eso no es libertad de expresión.Muchas veces leyendo periódicos y escuchando noticias,da la impresión(es que a veces hasta se les nota!) que no son objetivos en lo que cuentan debido a sus influencias políticas.
    Y cada vez tengo menos fe en la política...

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola, chicos! Acabo de aterrizar en casa (no, no tengo un helipuerto en el jardín) Dadme un día para ponerme al ídem con todos vuestros comentarios y poder responderlos.

    Querida Traserete, la política en sí no es mala ni buena, depende de los políticos. Ellos son los buenos o malos. Y como en botica, hay de todo. El caso es tener los ojos abiertos y rechazar firmemente a aquellos que pretenden inmiscuirse en nuestras vidas en lugar de dedicarse a desarrollar el bienestar de todos y dejar a la sociedad desarrollar sus ideas y creencias libremente. Rechazar firmemente a los que nos dividen en buenos y malos, de derechas y de izquierdas, catalanes, gallegos, vascos o andaluces. Y apoyar a quienes nos consideran una gran familia cada uno con sus cosas. Que estupendo sería que lo consiguiéramos ¿verdad?

    Me alegra que te guste el libro de Fromm y espero que te sea muy útil.

    Hasta dentro de un rato a todos, me voy a planchar un rato la oreja, que estoy cansado del viaje.

    ResponderEliminar
  3. los cienorgásmicos20:58

    Bienvenido Maestro,nosotros andamos a lo nuestro este finde gggg.

    Buen post,sí,pero la última parte suena políticamente incorrecto como previo a las elecciones,pero es cierto,la verdad.

    En España se avanza en muchas cosas pero de forma lenta y mala a veces.Cuando viajas a otros países,mucho más avanzados económicamente te das cuenta de que muchas cosas que a las que aquí se les da importancia y sirven como tema de debate de "actualidad política" en otros lugares se "sobreentiende",es decir,no hace falta que hagan ninguna política de igualdad en las empresas,porque si una mujer es mejor que un hombre en algo,no se discute,asciende y punto.Hay de todo,pero a veces pienso que en España se mira más por ciertos intereses y se descuidan muchísimos otros más importantes.Cuestión de cultura,supongo,aquí en Alemania se nota la gran formación e información política,a diferencia de los nuestros,que algunos no saben de lo que hablan ni de lejos!!En fin,...

    ResponderEliminar
  4. Hola, Cienorgásmicos. Me alegra saber que este finde estáis juntos y vais a disfrutar de lo lindo... mientras otros nos lamentamos amargamente por vivir en un país tan cainita, tan lleno de ignorantes que prefieren la miseria económica, científica, cultural... siempre que el que les pisotee sea el que les hace "vibrar" de emoción.

    En fin, vosotros a pasarlo bien, y a olvidaros momentáneamente de los problemas.

    ResponderEliminar
  5. hola!!
    bueno, yo he pasado el finde de anfitriona de amiga y desconectada de internet...
    desde luego, lo más importante es ser consecuente con las ideas de cada uno... buscar a quien responda a tus expectativas y concederle tu confianza.

    La alienación es algo presente en la sociedad aunque la gente se crea libre...

    La información es poder y siempre está dirigida, en mayor o menor medida... por eso siempre es bueno seguir medios afines y no afines para saber cuánta subjetividad debes quitar a cada uno y qué datos son realmente objetivos...

    Me pasó al siguiente post... que se me han acumulado jejeje

    Cienorgásmicos... qué envidia!!!!

    ResponderEliminar
  6. Jajajaja, Gatoni, querida, ya sé que estás poniéndote al día y estás leyendo y escribiendo a toda prisa, pero fíjate lo que se te ha colado: "lo más importante es ser consecuente con las ideas de cada uno" Eso piensan los que votan a HB, ANV, a ERC, los que votaron a Hitler.

    Hay muchos esclavos de Matrix, sobre todo en España y en el resto de los países en vías de desarrollo como nosotros, cierto. Tiempo al tiempo.

    ResponderEliminar

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails