¿Qué es un valor?


Me gustaría empezar este post con una pregunta muy importante: ¿Qué es un valor? ¿Qué son los valores? Por favor, no sigan leyendo hasta haber respondido mentalmente. Mientras piensan, cierren los ojos y disfruten con esta formidable pieza.



¿Han respondido a la maliciosa preguntita? ¿Se han respondido a su juicio convincentemente a “Qué es un Valor”? ¿Han salido con la enumeración de los más manidos? Los “cuales” en lugar de los “qués” ¿O se han liado a buscar argumentos biensonantes que no han conseguido sino dejar en evidencia su ignorancia?


Lo más probable es que mi propuesta haya provocado más de una incomodidad; yo mismo reconozco avergonzado haber usado el término Valor durante la mayor parte de mi vida sin tener más que una remota idea acerca de qué era aquello de lo que estaba hablando. Consciente de ello y por tanto más compasivo que un ex fumador con los aún adictos, suelo introducir la pregunta con un “...yo tampoco lo sabía hasta hace un par de años...” para que mi interlocutor no se sienta tan humillado por su vanidad puesta al descubierto y no parecer yo un listillo insolente (pero no es por empatía, sino por conocimiento).

Recuperando mentalmente respuestas de otras ocasiones en las que he formulado la pregunta he descubierto que es estadísticamente normal no tener ni idea de lo que se habla; neurofisiológicamente también lo es, si se tiene en cuenta cómo la información oral impacta en el cerebro y activa redes neurales relacionadas con información ya almacenada asociada a lo que se escucha (¡Ah, yo ya sé qué es un Valor! ¡Eso que es tan importante!). El uso del artículo indeterminado “un” precediendo al sustantivo “Valor” no es que contribuya a aclarar su significado precisamente, aunque tampoco cambiaría mucho si se usara el determinado “los” en caso de usar el plural “Valores”; tampoco si se le coloca un apellido del estilo “democráticos”.

Nada, el escurridizo conceto sigue sin
emerger de las profundidades del cerebro intermedio porque el procesador no da abasto para procesar tantísima información a la vez; eso sí, devuelve impresiones sensoriales que normalmente hacen que nos sintamos bien al hablar de ellos porque están globalmente asociados a experiencias agradables como la pertenencia al grupo de los buenos.

El cerebro necesita algo más de información para permitirnos comprender la sencillez entre tanta complejidad, porque la palabra clave “Valor” se aplica tanto a la cotización bursátil, a los coches, la vivienda, los seguros... como a todo lo demás. Es necesario entonces dar más pistas a la mente para que nos devuelva datos relevantes (árboles) y no más ruido (bosque). Afinemos pues la búsqueda.

El concepto Valor no es nada extraño ni rebuscado, ni difícil de entender, porque aunque tenga otras acepciones, estas conducen inevitablemente al mismo punto: “valor” es un acuerdo sobre la cantidad de tiempo, esfuerzo o su traducción monetaria, que estamos dispuestos a aceptar o entregar a cambio de satisfacer una necesidad propia o ajena.


Valor es entonces un acuerdo humano acerca de lo que vale más... y de lo que no vale tanto, en un entorno de libre elección de compra (metafórica o real). Si “valor” es igual a valioso, algo que vale; entonces lo que tiene más valor es lo que más vale ¿no?. Y lo que tiene menos valor, lo que menos vale. Adhesión/rechazo. Aquello que rechazo no tiene valor para mí, pero aquello que me agrada sí lo tiene.





Ahora bien, cuando nos referimos a Valores con mayúsculas ¿a qué nos estamos refiriendo? ¿Al arte? ¿A los superdeportivos de prestigio? No, no estamos hablando aquí de Goya, ni de Aston Martin, ni del Ibex35, tampoco de la convicción con la que nos defendemos de un ataque. Si optamos por adentramos por los terrenos de la ideología, de la moral y la religión acabaremos sobrecargando aún más nuestra unidad central con opiniones a favor y en contra, lo que terminará bloqueando los programas de pensar hasta llegar al dolor de cabeza.


¿De qué hablamos entonces? ¿A qué demonios nos referimos cuando hablamos de Valor? ¿Qué palabras clave introducimos en nuestro google interno para recibir la información que buscamos en la Mind Wide Web? ...(Suspense con redoble de tambores)... Hablamos de... Necesidades humanas.



Qué sorpresa, mire usted por dónde aparece por aquí Maslow y su formidable Pirámide de Jerarquía de las Necesidades, seguramente más popular en España por un anuncio de Repsol que por las toneladas de páginas escritas al respecto; y viene acompañado de su amigo Darwin.
Creo que ya entienden por donde voy, y seguramente están empezando a sentir la excitación intelectual propia de estar a punto de completar uno de los puzzles más complejos a los que se han enfrentado en esta época de confusión. Seguramente ya están deseando empezar a escribir sus comentarios. Ahí lo dejo por hoy, ya es hora de que les dé paso a ustedes y sus reflexiones, resultará más enriquecedora para este debate la panorámica de la infinidad de matices que podemos aportar entre todos que si sigo con el monólogo.


"sexo", "adolescentes", "niños", "niñas", "jovencitos", "jovencitas", "angels", "lolitas", "boylover", "preteens", "girllover", "childlover", "pedoboy", "boyboy", "fetishboy", "feet boy"

14 comentarios:

  1. Maestro... "valor es un acuerdo sobre la cantidad de tiempo, esfuerzo o su traducción monetaria, que estamos dispuestos a aceptar o entregar a cambio de satisfacer una necesidad propia o ajena."???
    Eso es el valor de cambio, que es solamente una cara del valor. Una de las grandes preguntas del Pensamiento Económico (precisamente para estudiar el problema de los precios, que si bajan, que si suben, de qué dependen, que si es el justo o no...) es el valor de los bienes. Y tu hablas de solamente un aspecto. Y por eso no explica (tu idea) la paradoja de los diamantes y el agua (el agua es muy necesaria y vale poco, y los diamantes al revés). Los valores tampoco expresan o se refieren a la necesidad exactamente. Son una pauta de referencia que indica la estimación que se le tiene a un bien por su utilidad, su escasez etc (aspectos que en parte son coyunturales y pueden no tener que ver con la necesidad estricta sino con los gustos). Son puntos de referencia y relacionan todas las cosas con todas, es decir, pones en relación lo que vale el vino con lo que vale la tela, las manzanas y todo lo demás (precios relativos).
    Los Valores en mayúsculas, yo los veo como las actitudes o características (virtudes) de las personas que llevan a comportamientos exitosos:la familia, la honestidad, la defensa de la vida, etc. Y son (igual que los valores con minúsculas) un referente para esa sociedad.
    Hay sociedades con Valores diferentes, que han sido exitosos para sobrevivir (la lucha contra el infiel, la intolerancia a otros grupos) aunque sean agresivos, y choquen contra los Valores de otras sociedades.
    Es decir, responden a la necesidad de supervivencia del grupo o la especie, pero no tienen que ver con el intercambio. Y el caso es que las sociedades más agresivas por lógica deberían ser las que sobrevivieran (lo que me pone los pelos de punta). Es como el estudio que hacen Cosmides y Tooby del comercio y los tramposos y cómo se desarrollaron pautas para pillarles. El grupo agresivo dominará a los pacíficos con un chasquido delos dedos...

    Tenéis que ver los 30 primeros minutos de "Red de Mentiras". Bueno,en realidad a lo mejor es la primera hora (de dos) de película. Luego si quieres te sales del cine :))

    ResponderEliminar
  2. Creo que o no has comprendido el modelo de Maslow en su totalidad, o lo has malinterpretado. Ahí está la clave.

    ResponderEliminar
  3. Pues lo cierto es que nunca me la han explicado bien...

    ResponderEliminar
  4. Si me permites, te lo explico. Por cierto, tu amigo Paco Capella, en lo poco que le he leído sobre las emociones, tiene un principio bastante similar al que yo comento últimamente. Pero vamos a lo que vamos, a Maslow.

    Maslow dice que sólo cuando están satisfechas las necesidades del nivel inferior, a uno se le crean y busca la satisfacción de las del sucesivo. Hay quien dice como resumen: "A los pobres no les interesa la ecología."

    Por eso, cuando hablas del diamante/agua, no estás teniendo en cuenta la JERARQUÍA DE VALORES/NECESIDADES que Maslow propone; te lo pongo en mayúsculas para que entiendas que lo importante es la JERARQUÍA. El que compra un diamante tiene satisfecha su necesidad de agua, y al que no tiene agua se la sopla un diamante, porque existen valores/necesidades prioritarios.

    Cuando uno ha alcanzado un escalón superior y desciende, se deprime (El constructor San Román, por ejemplo, y seguro que muchos más). Mira el momento actual, hace cinco años, con Aznar, estábamos preocupados por alcanzar el liderato mundial, el G5. Ahora eso ya no nos interesa, porque estamos preocupándonos de cómo llegar a fin de mes y cómo pagar nuestras deudas (yo ya me he rendido). Hemos descendido algún escalón, hay "diamantes" que ya no nos interesan, lo que nos interesa es seguir pudiendo pagar el agua.

    Por eso no se puede hablar de valores en general, hay que hacerlo en función de su jerarquía, porque unos son más importantes que otros. Y si faltan, la gente está "dispuesta" a "entregar" su "tiempo", "esfuerzo" o "dinero" a cambio de satisfacer su necesidad.

    Espero haberte aclarado el asunto.

    ResponderEliminar
  5. Uy, pues entonces si ese es el misterio, me lo habían explicado bien.

    El tema del agua y los diamantes no es ese. No se trata de analizar quién demanda qué, la paradoja queda deshecha en cuanto añades la cualidad de escaso a los determinantes del valor. No solamente la demanda determina el valor. Es decir, yo puedo demandar diamantes porque mis necesidades más básicas están cubiertas, pero el agua sigue siendo mucho más barata siendo una necesidad más básica. El tema es que es abundante (qué decir del aire que respiramos).

    A mi me gusta el enfoque de Paco, y pensé que te gustaría.

    ResponderEliminar
  6. Creo entender que cada escalón de Maslow tiene determinados valores en todos los ámbitos...aquél que no puede satisfacer sus necesidades más básicas, tendrá unos valores muy primarios o no, dependiendo de múltiples factores, como por ejemplo los recursos propios, mientras que los que están en la cima de la pirámide pueden tener sus valores algo distorsionados, porque su vida está a su vez distorsionada. Cada escalón es importante para la autorrealización personal, pero la base es la base...

    La palabra Valor tiene múltiples acepciones, solo por recordaros lo que dice la RAE:

    1. m. Grado de utilidad o aptitud de las cosas, para satisfacer las necesidades o proporcionar bienestar o deleite.

    2. m. Cualidad de las cosas, en virtud de la cual se da por poseerlas cierta suma de dinero o equivalente.

    3. m. Alcance de la significación o importancia de una cosa, acción, palabra o frase.

    4. m. Cualidad del ánimo, que mueve a acometer resueltamente grandes empresas y a arrostrar los peligros. U. t. en sent. peyor., denotando osadía, y hasta desvergüenza. ¿Cómo tienes valor para eso? Tuvo valor de negarlo.

    5. m. Subsistencia y firmeza de algún acto.

    6. m. Fuerza, actividad, eficacia o virtud de las cosas para producir sus efectos.

    7. m. Rédito, fruto o producto de una hacienda, estado o empleo.

    8. m. Equivalencia de una cosa a otra, especialmente hablando de las monedas.

    9. m. Persona que posee o a la que se le atribuyen cualidades positivas para desarrollar una determinada actividad. Es un joven valor de la guitarra.

    10. m. Fil. Cualidad que poseen algunas realidades, consideradas bienes, por lo cual son estimables. Los valores tienen polaridad en cuanto son positivos o negativos, y jerarquía en cuanto son superiores o inferiores.

    11. m. Mús. Duración del sonido que corresponde a cada nota, según la figura con que esta se representa.

    12. m. Pint. En una pintura o un dibujo, grado de claridad, media tinta o sombra que tiene cada tono o cada pormenor en relación con los demás.

    13. m. pl. Títulos representativos o anotaciones en cuenta de participación en sociedades, de cantidades prestadas, de mercaderías, de depósitos y de fondos monetarios, futuros, opciones, etc., que son objeto de operaciones mercantiles. Los valores están en alza, en baja, en calma.

    ~ absoluto.

    1. m. Mat. valor de un número sin tener en cuenta su signo.

    ~ agregado.

    1. m. Am. valor añadido.

    ~ añadido.

    1. m. Econ. Incremento del valor de un producto durante las sucesivas etapas de su producción o distribución.

    ~ cívico.

    1. m. Entereza de ánimo para cumplir los deberes de la ciudadanía, sin arredrarse por amenazas, peligros ni vejámenes.

    ~ en cuenta.

    1. m. Com. El que el librador de una letra de cambio, o de otro título a la orden, cubre con asiento de igual cuantía a cargo del tomador en la cuenta abierta entre ambos.

    ~ en sí mismo.

    1. m. Com. Fórmula empleada en las letras o pagarés para significar que el librador gira a su propia orden, y que tiene en su poder el importe del libramiento.

    ~ entendido.

    1. m. Com. El de las letras o pagarés, cuyo librador se reserva asentárselo en cuenta al tomador, cuando median razones que impiden a uno y otro explicar con claridad la verdadera causa de deber.

    2. m. U. para indicar connivencia o acuerdo consabido entre dos o más personas.

    ~es declarados.

    1. m. pl. Monedas o billetes que se envían por correo, bajo sobre cerrado, cuyo valor se declara en la administración de salida y de cuya entrega responde el servicio de correos.

    ~es fiduciarios.

    1. m. pl. Los emitidos en representación de numerario, bajo promesa de cambiarlos por este.

    ~ facial.

    1. m. En filatelia, el impreso en el sello a efectos de franqueo, a diferencia del valor de mercado o colección.

    ~ nominal.

    1. m. Econ. Cantidad por la que se emite una acción, una obligación y otros documentos mercantiles.

    ~ normal.

    1. m. Fís. El que toma una magnitud en condiciones normales.

    ~ recibido, o ~ recibido en efectivo, géneros, mercancías, cuentas, etc.

    1. m. Com. U. como fórmula para significar que el librador se da por satisfecho, de cualquiera de estos modos, del importe de la letra o pagaré.

    ~ relativo.

    1. m. Mat. El que tiene una cantidad en comparación con otra.

    ~ reservado en sí mismo.

    1. m. Com. valor en sí mismo.

    ¿cómo va ese ~?, o ¿qué tal ese ~?

    1. exprs. U. como fórmulas de saludo para preguntar por el estado de salud o de ánimo de la persona a quien se dirige la palabra.

    □ V.

    cartera de valores

    título valor

    ResponderEliminar
  7. El valor aplicable va en función al contexto.

    El valor lo otorga el momento y la persona, el lugar, la situación, porque hoy "esto" para mi vale mucho, para ti nada, y más adelante pierde su valor o gana enteros. El valor, sobre todo, es variable. Luego están los inamovibles, que tampoco, porque pueden ser más fuertes o perderse, aquí hablo de los Valores mayúsculos.

    En realidad, si lo que pretendías era jerarquizar los valores por narices hay que hacerlo, y muchas veces es más cuestión de prioridades, que de necesidades, además sube y baja, dependiendo de muchas cosas.

    Yo respondería a tu pregunta de qué es un valor? precio y cualidad que se le otorga a los bienes materiales o no, incluso a las personas, que lleva implícita la variabilidad según el contexto.

    En mi opinión, desde luego la pirámide de Maslow es lo más elemental, pero en la práctica, hay personas que dependen más de los escalones superiores, sin complacer al 100% los primeros, aunque sin respirar oiga, no se puede vivir... jejeje! ;-) pero sin chingar sí.

    ResponderEliminar
  8. Sí, sí, vais bien, en lo fundamental estamos de acuerdo, pero pasáis por alto algo esencial en la jerarquía de valores.

    ResponderEliminar
  9. Usté dirá...

    Yo entiendo que la jerarquía de valores no es la misma en cada escalón si no los tienes, por educación y convicción, bien enraizados.

    No sé muy bien si te meterás por los valores católicos...

    jajajajaja...palabra clave: "tercu", al pelo viene.

    ResponderEliminar
  10. A ver si ha querido decir jeroglífico en vez de jerarquía...

    ResponderEliminar
  11. Jajaja, mira, Perseidas, para ti; http://www.diarioya.es/content/ibarreche-apela-al-coraz%C3%B3n-del-pnv

    ¡Marchando una de corazón!

    Mery, no van por el catolicismo los tiros exactamente, aunque tienen relación, claro.


    Hoy no os puedo hacer mucho caso, que estoy muy liado, pasado mañana os veré y os contaré. (Redoble de tambores...)

    ResponderEliminar
  12. Oye, que paso de ver a Ibarretxe pidiéndole al corazón, (bueno, lo veré por curiosidad) y lo del jerogrlífico era una broma hombre, que aquí no se bromea ni contando chistes macho. Por cierto, estoy preparando una cosita para que veas que "lo mío" no es para tanto. Sólo es que yo no en "este momento" no tengo tanto interés por el cerebro humano como tu, que me interesa ojo, pero tampoco quiero que se me cortocircuite con tanta neurocienciología (jejeje), (que el mío no es tan guay como el tuyo, no tiene toma tierra....;-) ) y me parece interesante, pero no para exprimirme el cerebro, no ahora, que tengo muchas otras cosas en las que pensar... aunque no lo creas.... Pero no te apures, cada vez tiro menos de corazón y más de razón, si es lo que te tiene en ascuas!!! jajajajaja!!!! ;-P

    ResponderEliminar
  13. Vaya, esperaba encontrar algo más en el link del marciano este, y sólo es el titular, que además es la típica metáfora de la que hemos hablado mil veces, vamos le palpita el corazón nacionalista cada vez que no se sale con la suya, para mi como si lo hubiera hecho cantando. ¡Qué decepción, Teacher! Me esperaba otra cosa la verdad, pero entiendo que encontrártelo, te haya hecho risa... :-)

    ResponderEliminar
  14. Mery dice: "Cada escalón es importante para la autorrealización personal, pero la base es la base..."

    Y Perseidas: "Luego están los inamovibles, que tampoco, porque pueden ser más fuertes o perderse, aquí hablo de los Valores mayúsculos."

    Es cierto que la base es la base, cualquier edificio se derrumba si fallan los cimientos, puedes perder plantas superiores, pero nunca las de debajo, porque el edificio colapsa como las torres del world trade center.

    Esto, que puede parecer obvio, significa que uno puede desatender los inferiores cuando los tiene garantizados, y centrarse en los superiores: autorreconocimiento, confianza, respeto, éxito... pero si empieza a perder seguridad económica, por ejemplo por la crisis actual, pierde también los superiores. Es duro y jodido, pero así es y así les va a algunos millonetis del ladrillo: lloran como niños pequeños y se empastillan como las marujas aburridas porque ya no les reciben con alfombra roja en los bancos, ni les invitan a comer, pierden amigos, su éxito se torna fracaso...

    En fin, creo que hemos aclarado bastante el asunto. No es tan importante la definición de Valor como el sentido de la "jerarquía de valores" Y creo que ya ha quedado claro que los básicos son los más importantes jerárquicamente.

    En cuanto al catolicismo, Mery, precisamente se ocupa entre otras cosas de recordarnos cuáles son esos Valores esenciales y los peligros que les acechan.

    ResponderEliminar

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails