La Cuarta Regla, el castigo, el amor y el sexo

Con la Cuarta Regla o Castigo Negativo concluye esta serie de (Primera, Segunda y Tercera −partes y −) estrategias y tácticas para mejorar nuestras relaciones conyugales y sexuales.

Ya hemos hablado de que el frío del invierno en el hemisferio norte nos congela la libido y la crisis contribuye a deprimirla, provocando en las más sensibles mujeres, sentimientos erróneos como el no sentirse deseada, querida, etc., etc. Ello a pesar de que las conductas masculinas −también afectados por el invierno− evidencien la intención, atención y dedicación hacia ellas.

Se supone que todo el mundo sabe que obras son amores, pero no hay manera de razonar con una mujer que se empeña en creerse sus propias pajas mentales, sus interpretaciones de la realidad y sus sentimientos. Por favor, empollaos la sección “El arte de amar” de este Blog y dejaos de zancadillear vuestros matrimonios.


TE QUITO LO QUE QUIERES

El Castigo Negativo es, para entendernos, como el inefable Pere Navarro, a la sazón esbirro de este desgobierno, sección Tráfico, gusta de aplicar a los demás, que no a sí mismo: TE QUITO LO QUE QUIERES. Puntos del carné de conducir y dinero de la cuenta, que a ver si así llenamos las arcas del estado sin que los incautos noten que les estamos sangrando. Y de paso nos someten a todos a un miedo permanente a ser cazados in fraganti con limitaciones que van en contra de toda lógica revestidas de preocupación por nuestra seguridad.

Igual que el Navarro este, el Castigo Negativo es la táctica preferida por demasiadas mujeres para conseguir lo que quieren: te quitan el sexo y listo. No digo que cuando nos enfadamos los varones no cortemos el grifo del sexo, pero esto es una consecuencia del malestar, no una táctica aplicada ex profeso. Se trata de un vulgar chantaje, algo penado por la ley, pero como vivimos en un estado de derecho en el que la igualdad brilla por su ausencia, nos jodemos; no por las condenas, sino por el diferente trato mediático recibido: ¿alguien ha oído hablar de la “violencia feminista?. Porque de la “machista” seguro que sí, y las cuchilladas son cuchilladas las propine quien las propine. Es lo que tiene vivir en una sociedad enferma.


SÉ INTELIGENTE, SO ANIMAL

Conozco a una mujer que suele contar una anécdota impresionante. Resulta que eso del sexo le interesaba en proporción inversa al dolor que experimentaba cuando su marido le arrimaba la tranca, razón por la cual su matrimonio estaba a punto de naufragar. Un día cualquiera le confesó a su suegra su inapetencia y dificultades; la señora −una dignísima señora de las de toda la vida y de la very high class española además− le mostró, ante su estupefacción, unos cuantos conjuntos de picardías celosamente guardados como preludio de una confidencial lección magistral. La señora sabía que su marido era un golfo, y que forrado como estaba, se permitía todos los caprichos que le apetecían, pero en lugar de chantajearle dejándole sin sexo, le recibía a la hora de la madrugada que llegase como una auténtica profesional.

Mi amiga, que ni salía de su asombro, ni se enteró de qué iba realmente el asunto, le espetó: “A mí no me han educado para ser puta”, a lo que la todavía suegra le contestó: “Sí, pero yo he salvado mi matrimonio”. La continuación de la historia podéis imaginarla: mi amiga fue sustituida por una mujer de esas que pueden calificarse de viciosillas, mientras su ya ex suegra siguió viviendo feliz con su marido, aplicando el Refuerzo Positivo en lugar del Castigo Negativo hasta que la de la guadaña les separó.


LAS ESTRATEGIAS MASCULINAS

Los trucos preferidos por los varones suelen ser hurtarse a sus esposas: llegar tarde de trabajar por no verla, ponerse a ver deporte por la tele y a la vez escuchar la retransmisión por la radio con auriculares (verídico, mi ex cuñado lo hace), irse al bar con los amigos, al fútbol... o simplemente unir ambos pabellones auditivos con un tubo hueco intracraneal.

Aunque a veces todo ese arsenal no basta; no hay escapatoria posible porque el lenguaje no verbal se percibe aunque estés viendo la tele y acabas entrando al trapo, y por esta razón es muy manido el recurso a refugiarse horas y hora en la cueva: la planta 42 (en francés) o el turismo por los USA. ¿Que qué? Es un chiste, la planta 42 en francés es la “cagán dé”, y la visita a yankeeland curiosamente siempre suele ser al estado de Illinois, concretamente a Chicago. Ya habréis imaginado por lo currado de los chistes que es mi truco favorito cuando mi cerebro dice: “¡basta!”, ante la inacabable y archirrepetida cháchara de la contraria.


POSIBLES SOLUCIONES ALTERNATIVAS

Por principio debe usarse el Refuerzo Positivo y Negativo frente cualquier otra opción, es una clara demostración de amor verdadero. Después que cada cual sea consciente de lo que no hace bien y lo cambie: la mujer debería abstenerse de hacer interpretaciones emocionales de la realidad y de hablar sin parar −para eso están las amigas−, mientras que el varón evitará escabullirse por la sola presencia de su esposa y las tareas domésticas. Pero este tema da para mucho, como mucho es el conocimiento que cada uno debería tener de su sexo y del contrario para evitar disputas tontas, por lo que desisto de intentarlo y os recomiendo para estas navidades estos instructivos a la par que útiles libros.






"sexo", "adolescentes", "niños", "niñas", "jovencitos", "jovencitas", "angels", "lolitas", "boylover", "preteens", "girllover", "childlover", "pedoboy", "boyboy", "fetishboy", "feet boy"

30 comentarios:

  1. Muy buenas Teacher y cia.

    Réplica al Primer párrafo temático: Te quito lo que no quieres.

    Que nos quiteis el sexo con nosotras no tiene mismo efecto que en vosotros, y los sabeis, entonces es absurdo. Podeís quitarnos la tarjeta de crédito, ;-)eso sí resulta, y algunos lo haceis.... a mi no... jejeje!

    Los puntos y las multas. Las normas que hay que respetarlas, no son tan absurdas, y no niego que hace más rentable el problema, que es intentar salvar vidas. pero no es sangrar, a mi aún no me han quitado nada, cumplo las normas, aunque a mi me guste correr también, entiendo que crea peligro, no es tan negativo; sin embargo, lo que hace la grua del Ayto. de Valencia, eso sí es sangrado, se arreplegan 10 gruas esperando la orden para llevarse los coches a toda pastilla y a la vez, en lugares concretos, que aunque no molestan.. y lo hacen para que no te de tiempo ni a soplar, (no se cobra lo mismo por enganche que por transporte), y luego la multa, vamos los 250 no te los quita nadie, eso es sangrado recaudativo y con único beneficiario, pues cuando la necesitas tú, nunca viene a tiempo. Donde antes no podía apracar, ahora tengo zona azul, ¿Pagando sí se puede aparcar? creí que el problema era la molestia al tráfico... No me sirve tu símil de tráfico, no es del todo negativo, quizá es deseperado. Pero vale, vengo a entender lo que pretendes decir.

    Claro que existe la violencia femenina, sólo que es menos frecuente, porque el hombre suele usar la fuerza física,(más evidente) y nosotras estamos, salvo en ocasiones, como todo, en inferioridad a ese nivel, aunque existe el maltrato psicológico, practicado por ambos sexos, (pero en mi opinión personal, la mujer es más mala para esto) pero es más difícil de demostrar. En cualquier caso, deleznables ambos. Aunque creo que hablas o criícas el rollo de igualdad (cuchillada es para todos), ésta se basa precisamente en la desigualdad.

    Luego sigo con los demás párrafos, sólo era una primera incursión, para quitarme un poco del laboro (kit-kat)

    ResponderEliminar
  2. Segundo párrafo: se inteligente, so animal.

    Qué buena la señora, yo esa idea la he defendido siempre, que no tenga que buscarlo en otro lugar.
    Aunque el otro día ví otro ejemplo. quizá este es el negativo. Ella, harta de los desmanes de su marido, (el de la pareja perfecta a la vista de todos, pero mentira en casa) descubre que él se lo monta con una que conoce, sentados a la mesa, antes de que ella reciba un homenaje, ella le dice: mira a todos a tu alrededor, cosa que él hace, acto seguido ella le espeta, fria y templada: "recuerda todas sus caras porque voy a coger a uno y me lo voy a jincar y no vas a saber quién es". El se queda patidifuso, y por supuesto, no es la intención de ella, pero ... ¿este qué, positivo o negativo?

    El, con tal de que no le engañe,es capaz de sacrificarse por el matrimonio...

    ResponderEliminar
  3. Las reglas son las reglas...Y creo que las explicas bien, pero hay uan diferencia entre el resto del mundo y yo: no soporto la infidelidad. Es algo que me saca de mis casillas, la verdad, y si es así la ex suegra es porque le interesa mantenerse en un status social...apruebo más lo que haya sufrido la protagonista de tu anécdota, más que nada porque es lo normal. Si la vieja entiende que la lealtad al marido consiste en aguantar infidelidades pues apaga y vámonos no?

    Uniendo este post con el anterior...a veces puede haber ciertas contradicciones no crees? la ex suegra sobrevive gracias al marido y quiero pensar que la protagonista puede y debe salir adelante por sí misma. La anécdota en cuestión plantea la incógnita de los valores de cada una de las mujeres protagonistas, que no son tan fáciles de ver creo yo porque se trata de diferencias generacionaes en cuanto a educación se refiere.

    Creo que todas y cada una de esas reglas conllevan una dosis importante de paciencia y conocimiento mutuo, osea, mucho "arte de amar", como tú mismo dices.

    ResponderEliminar
  4. Tres: Las estrategias masculinas o las "cagan de".

    ¿por qué las llamas "la contraria"?

    Cuatro: Posibles soluciones alternativas.

    Al margen de los libros, que le echaremos un vistacico, anda, ilústranos con algún ejemplo como lo has hecho en tu primer corte, el de la señora en picardías. Más que nada, por ver qué se te ocurre a ti, quizá ayude al resto... jejeje!

    En definitiva, me gusta esa idea del castigo positivo, como decia Van gaal (o como se escriba), siempre positivo, nunca negativo. Venga!

    Por cierto, joer a tu Espe, le pasa cada cosa...

    ResponderEliminar
  5. Mery yo lo que creo es que lo que hace la suegra, porque está cansada de las infidelidades, le da al marido lo que busca fuera, precisamente para que deje de hacerlo, porque no le gusta la infidelidad. Bueno es lo que yo he entendido.

    Como en mi ejemplo, creo que ella no tiene intención de engañar a su marido, de hecho no puede, simplemente lo pone en el lugar de ella, dejándole sufrir, y él reacciona.

    ResponderEliminar
  6. Es que ese tipo de estrategias femeninas a mí no me van nena, por decirlo de una manera.
    Las dos veces que me han puesto los cuernos en mi vida les he dado puerta, yo eso ya avisé siempre que no lo tolero, es una condición incuestionable e innegociable, el que caiga en tentaciones que se haga la idea de las consecuencias.

    O mejor: que recurra al "Entrenamiento para la fidelidad y la libertad" que mi amigo Maestro escribió en su momento.

    Y si el marido está insatisfecho y busca fuera posiblemente la mujer también es una insatisfecha, eso conlleva que hay cuernos por ambas partes...El problema que yo veo hoy día respecto a este tema es que el sexo ha perdido importancia dentro de la relación conyugal y, por tanto, si algo no satisface a uno de los cónyuges, no hace nada por cambiarlo, con lo cual el otro puede presuponer que está bien lo que hace cuando no es así.

    Y ya ves, la ex suegra al final también fue abandonada por su marido, según creo entender, lo cual me hace entender que la paisana en cuestión perdió el tiempo. Su marido simplemente la dejó por otra más joven, más guapa y seguro que más predispuesta a cambiar que la propia señora.

    Mira Perse, el que tiene una buena relación personal a nivel comunicativo, puede tener una relación excelente entre las sábanas, te lo digo por experiencia. El problema es que no saben comunicarse en ese sentido, no saben decir libremente y sin tapujos lo que les gusta y lo que no...hablar con naturalidad del tema es fundamental en la pareja, de hecho las terapias sexuales de pareja acaban siendo éso mismo.

    Aunque no lo parezca y no lo creas, he sido en algún momento asesora medio sentimental-medio sexual y simplemente me contaban cosas que, sin dudarlo, les decía que tenían que resolver con su pareja, yo en eso no puedo aconsejar a nadie.

    En el caso de las infidelidades, bueno, he visto de todo, la verdad, pero no he cambiado mi opinión al respecto porque casi siempre acaban igual con las parejas en algún aspecto.

    ResponderEliminar
  7. Mery,yo he entendido que lo que separa a la ex-suegra del ex-suegro es la muerte (la guadaña de la parca),no una más jovencita.

    Entiendo que la ex-suegra se dio cuenta de qué quería su marido,y de cómo, y la ex-nuera, no estaba dispuesta a dar de la manera que el otro necesitaba recibir, porque le parecía "indigno". Incluso si la ex-suegra vive del marido, me parece más generosa, a pesar de que tal vez su concepto de pareja sea "convencional" o carca,me parece que no se limita a la inmediatez de "como ahora las mujeres tenemos dinero...", y de hecho no dice que ha salvado su medio de vida... sino su matrimonio. Yo creo que es un error mezclar churras con merinas, y la generosidad no debería depender de quién lleva dinero a casa.Veo más trabada a la ex-nuera. Eso de que en la cama hay cosas que hacen las putas para mi significa que le da miedo, se siente insegura... y no está dispuesta a aprender a disfrutar más que a su manera.
    Bueno,no sé, igual estoy equivocada, pero mi lectura es esa.

    ResponderEliminar
  8. Mary W, la mía también es esa lectura. Creo que cuando se ama, hay pecados que pueden perdonarse, incluso solventarse.

    Mery J, a mi la infidelidad tampoco me gusta, ¿crees que a alguien no le importa? si se ama, jode y mucho. Pero también sé que si no cuidas una relación, en este caso hablamos de sexo, por el motivo que sea, dejadez, cansancio, etc ... se deteriora, y la vida está llena de amantes potenciales, yo en su día fui una (engañada, pero lo fuí, y que gilipollas fuí también) ¿sabes lo que comprendí al final? que si sólo fui amante, es porque aún amaba a su esposa, pero recurrió a mi porque ella no le daba eso.

    Ahora mismo, si yo tuviera pareja y la amara de verdad, estaría más cerca de la suegra carca, que de la joven que no piensa mover ni un dedo por satisfacer a su pareja.

    Por otro lado, creo que hacer cosas "típicas" de puta no te convierte en puta, si acaso, te encuentras con algo que hasta va y te gusta, aunque, todo tiene un límite eh, y ceder a todas las "pervesiones" no tiene que ser tampoco la tónica.

    Es un toma y un daca, intercambio, entrega, si es así, nadie sale de casa a buscar nada, eso garantizado. Bueno, sí uno de los dos está enfermo... ya es otro cantar, y hablo de adicciones.

    En fin, que el consejo de "el entrenamiento para la fidelidad y la libertad", post por cierto, que me metió en este blog, considero que es muy buena recomendación.

    ResponderEliminar
  9. La verdad Mery, es que no lo he hecho aposta, pero como véis, el asunto de los valores está hasta entre los fideos de la sopa.

    En el caso de la nuera, es obvio que en su escala o jerarquía de valores matrimoniales, el sexo ocupaba una posición secundaria o terciaria. Curioso, porque se enamoró de su marido como una colegiala (que casi lo era realmente) dejándose llevar por unos impulsos absolutamente primarios y -todo hay que decirlo- idealistas y románticos hasta la paranoia muy basados en concepciones religiosas arcaicas. De ahí que cuando llegó el momento de bajar a lo prosaico nunca estuviera satisfecha. ¿Os dáis cuenta de la importancia de una buena jerarquización de los valores? Ya sé que sí. Por cierto, como dice Mary White, la suegra se quedó viuda. La nuera, un desastre de vida. El que equivoca las prioridades tiene tendencia a repetir patrones erróneos, a anteponer a lo esencial lo superficial, además de que ella se buscó solita la cornamenta, no se puede tener a un tío joven sin sexo, eso es anticristiano.

    Hoy en día la virginidad no es importante, y tampoco es tan importante una infidelidad. Es algo que un buen cristiano tiene que soportar con resignación, y un agnóstico tragar, porque es casi inevitable. Como dice Horacio, en Francia y Suecia todos los hombres son cornudos y ahí están. Es una cuestión de expectativas, creo yo. Si son demasiado elevadas, el chasco morrocotudo está garantizado.

    La ex suegra valoraba más la familia, no creas que era el estátus. Siendo de la very high class, le hubiera levantado al marido la mitad de su fortunón. No, ella tenía muy claro que su obligación era mantener el matrimonio y la familia pasara lo que pasara. El balance de su vida es muy positivo. Sin embargo, el de su hijo, todo lo contrario. El que la hace, la paga.

    Discrepo contigo Perseidas, en lo referente al tráfico. En Alemania la velocidad es libre en autopista y no muere más gente que aquí. Hace un par de días bajaba por la A1 desde el puerto de Somosierra ¡y hay que bajar a 80! No tiene ningún sentido lógico que no sea someter a la gente bajo el miedo a la sanción. Muy V de Vendetta.

    El párrafo "Te quito..." es genérico, es la definición de la cuarta regla. Y cierto, cuando me refiero a "la igualdad" quiero decir precisamente que la igualdad forzosa es una aberración que normalmente elimina la igualdad real, aunque sea bajo el paraguas de la "discriminación positiva".

    La señora de la que hablas simplemente debiera ser más discreta, podía haber hecho lo mismo sin hacerlo público. A eso se le llama venganza. Los trapos sucios hay que lavarlos en casa, como se decía antes. ¡Ah, la sabiduría ancestral!

    "La contraria" es una expresión también antigua, como "la costilla", que se usa para referirse a la esposa. No tiene nada que ver con la kk. El castigo en cualquiera de sus versiones debe evitarse, y puede evitarse normalmente, sólo hay que practicar los refuerzos con dedicación. Es, como digo, una demostración de amor: en lugar de vengarse, reforzar lo positivo de una conducta aunque globalmente sea errónea.

    Muy acertada tu observación, a la suegra no le gustaba llevar cornamenta, pero menos reventar la relación con su marido que, todo hay que decirlo, la trataba con absoluta devoción, como a una geisha.

    A mí, particularmente, lo que más me molestaría de una infidelidad es la indiscreción, bastante jodido es digerirla como para que encima seas la comidilla de todas partes. El hecho en sí ya no (antes sí), porque mi dignidad no depende de tan poco.

    Muy acertado diagnóstico con pocas palabras, Mary White, realmente el sexo le interesaba cero zapatero, lo único que le movía a abrir las piernas era la ansiada perspectiva de la maternidad.

    Perse, te va otro ejemplo de "Castigo Negativo" Un hombre puede también utilizar el chantaje "no sexo, no conversación, no afecto" y conseguir tocar la fibra sensible a la mujer más que la necesidad de sexo. Yo lo he utilizado alguna vez y funciona, ahora, sólo el "no sexo" no creo que produjera buenos resultados. Ya te digo, yo cuando estoy que me revientan las neuronas, me cojo una revista de coches o de lo que haya por ahí, y me voy a hacer turismo media horita o más. Si quieres algún ejemplo más concreto, danos alguna pista y entre todos sacaremos alguna historia interesante.

    ResponderEliminar
  10. Ay Maestro, en Alemania y en Suiza, pero estamos en España, hay más paleto al volante, que arroz en valencia. Yo correría más, pero no me fio del resto, por lo tanto si ellos las cumplen, a mi no me molesta, y las cumplo también.

    No es venganza, se lo dice a él en exclusiva, discrétamente, sólo aprovecha el entorno, pero nadie más se entera, buena es ella para como tu dices, ser la comidilla de todos, pero él ha sido indiscreto, pues le han descubierto, a ella se lo soplan. No pretende hacérselo, engañarle, sólo quiere que lo piense, y de repente él empieza a verla más atractiva, tiene miedo de perdela.

    La contraria, sólo quería que me lo charraras... jejeje!

    No sexo, no conversación, no afecto... yo te digo que peor son las otras dos, juntas o separadas, antes que el sexo, pero eso ya lo sabes tu. Ah, y la tarjeta, pero la tuya, no la de ella, no subestimes su poder, jajajaja!!!

    ResponderEliminar
  11. por cierto, en mi vida había estado tan tranquila con el "corazón", ahora mismo no necesito consejos al respecto, no tengo con quién practicarlos, y la verdad, que tranquilidad, voy a aprovecharla, que no creo que me dure mucho.

    ResponderEliminar
  12. Aquí como en todas partes, Perseidas, no se puede poner la venda antes que la herida ni considerarnos a todos culpables mientras no se demuestre lo contrario.

    Así lo veo yo: Si a una persona implicada en un accidente se le hace la prueba de alcoholemia y se demuestra que no estaba en condiciones de conducir ¡a la cárcel! Pero ¿por qué tengo yo que ser presunto culpable de un potencial accidente sin siquiera haber bebido?

    Llevado a otros ámbitos, imagina que a todos los hombres nos cortaran las pelotas para prevenir la violencia "machista".

    Es lo que les gusta a estos enfermos mentales que nos desgobiernan. "Prohibido prohibir" si son los otros los que prohíben, pero si mando yo ¡os vais a enterar!

    La diferencia, pues, con esos países más avanzados que nosotros, es que allí no se permitiría un atropello semejante a uno de los principios básicos de la ley. Lo mismo pasa con las armas en USA, a la cárcel el que las use para matar a otros, no el que las posea.

    Ya sé que me vas a decir que en USA la limitación por exceso de velocidad es más severa, pero tampoco estoy de acuerdo con ella. Imagina un viaje de costa a costa a 110 km/h.

    Había entendido mal tu historia, así me parece más correcto. El marido de la ex suegra siguió poniéndole los tochos, ¿el de tu historia también?

    No te descuides, en cuanto alguien suelta eso de "estoy tranquilo así" al mes le cae un candidato. La seguridad se ve en la cara, y los vampiros la desean, la necesitan para sobrevivir.

    ResponderEliminar
  13. Maestro, a mi también me jode no poder correr en determinados lugares que permiten más velocidad, la cuestión es que alguien ha de joderse y la prevención es mejor, o por lo menos creo yo. A mi los locos que van a 200 me parecen camicaces, además si uno de esos pierde el control y me da a mi, que voy a cien, me mata seguro.

    Tanto como el que va a 40 en una vía de 90, es muy peligroso también. Ha de haber normas, y debería de haber una que no dejara conducir a los burros, agilipollaos, y fíjate, hay a montones. Sólo piden que tú, corras un poco menos, que él, no se salte los pasos de peatones, que ella no hable por el móvil, quiero decir que cada uno asume y aporta algo, o ¿te molestan todas y cada una de las normas de circulación?, porque pregúntale a un minusválido qué le parece que le aparquen en el paso de peatones, a un motorista que le tiren una colilla a la cara... Un poquito de por favor, y que cada uno haga su aportación.

    Por lo tanto lo pongo en mi mano y miro por mi seguridad. Que sepas que en ningún momento he negado el carácter lucrativo de algunas normas, sólo digo que puede compensar, más "fuertes" son otros sistemas recaudativos.

    Un policia me paró una vez en un radar, yo iba a 81, el límite era de 50 claro, en ciudad, pero la vía permite mucho más, lo de siempre, la historia es que me iban a clavar 200 chufos, y me dijo que si no hubiera superado los 70, el radar no saltaba, vamos que hay cierta permisividad, que es comprensible. Esa cierta transigencia, es como el que siempre llega tarde, al final le engañas y quedas media hora antes, sólo que tu acudes a la hora que tenías pensada, la espera es menor. Pues eso. También si tienes un 206 como yo, pues mucho no puedes hacer, ahora dame un CLK o un M3 y verás. (si os interesa saberlo, al final no me colocó la receta..., encantadora que es una ;-))

    A la mujer ésta, no lo sé, me enteraré la semana que viene, pero me huelo que él es un pringao que seguirá haciéndolo, ahora, lo que ha quedado claro es que él sabe que ella lo sabe, si la vuelve a engañar, ella tiene licencia para joderlo y bien, porque ella le ha dado una oportunity, pero sólo una. De todas formas, es verdad que hay hombres que son incapaces, serán débiles, pero ¿compensan con otras cosas? porque los hay muy fieles, y son unos vagos de cuidado...
    Aquí entra "el arte de amar".

    ResponderEliminar
  14. Cuando el Japón imperial invadió Okinawa prohibió todas las armas blancas, hasta el punto de que sólo había un cuchillo en cada pueblo, encadenado a un mástil en el centro de la plaza de cada pueblo. Sirvió para que los okinawenses desarrollaran el arte de manejar instrumentos de labranza contra las katanas de los soldados japoneses: los desgranadores de arroz se convirtieron en los famosos "nunchaku", los arados manuales en los "sai", los bastones en "bo", etc, etc.

    Ahora, las absurdas limitaciones sirven para que el que tenga dinero se compre un localizador de radares (muy recomendable el Lince Basic de 99€) y se pasee por España a la velocidad que le dé la gana. Es lo que tienen las leyes injustas, ilógicas, absurdas.

    No importa lo que yo o tú pensemos acerca del que va a 200, porque en Alemania hay muchos que van a 250 al trabajo cada mañana y no son presuntos delincuentes, además no me creo que entre ellos no haya ningún colgao como los de aquí. Lo que pasa es que tú has mordido el anzuelo, te has creído que realmente lo hacen por tu seguridad.

    La prueba de que es una medida absurda es que los radares están en autopistas, no en carreteras secundarias, donde mayor riesgo existe. Un ejemplo entre miles: de Madrid a Estremera hay un tramo recto de vía de un solo carril de más de cinco kilómetros por el que se puede ir a 200, eso sí, pasando a cuatro metros de la puerta de una casa. Ahí realmente hay peligro porque no hay mediana y un despistado se puede salir al carril de venida o atizarse contra el dueño de la casa que sale a comprar el pan. En una autopista no. ¿Por qué en autopista se pone un radar y ahí y en otros sitios similares no? Porque por la autopista se recauda más y hay más gente a la que se doblega, evidentemente no por seguridad.

    Yo insisto, si se pilla a un implicado en un accidente con alcohol en las venas, que se le sancione con dureza, pero considerarnos a todos delincuentes me parece propio de regímenes tiránicos que buscan perpetuarse. Un ejemplo palmario de esta estrategia fue la detención de los jubilados del PP por la falsa agresión a Bono en los inicios de la era Zetapé, el mensaje fue claro: cuidadín, señores, tenemos cámaras-radar grabando las manifas, y al que pillemos en "actitud vociferante" (¿recuerdas?) lo mandamos al trullo.

    Deberías volver a ver V de Vendetta.

    ResponderEliminar
  15. Puntualizo, debería ver por primera vez V de vendetta, pero si pegan muchos tiros, ya la he visto... o sea, que no la veré.

    A ti lo que te jode es que seguro que te has comprao un cochazo y no puedes poner todos los caballos de potencia en funcionamiento.

    Tampoco las carreteras españolas permiten muchos aspavientos... en fin, que cómo te vea correr por ahí, te vas a enterar. De todas formas, tu dices que te están juzgando antes de cometer el delito, pero es que si lo piensas bien, tu intención es cometerlo. Te parecen mal las "no normas" progres en asuntos como la educación, y las normas progres, para el tráfico te parecen también mal, pero porque quisieras infringirlas, pero no quieres pagar multas. Aclarat pichón! ¿Queremos normas o no las queremos, o sólo queremos las que nos gustan? que entonces no son normas normas, porque nos gustan... ¿Es ese tu concepto de la libertad? Hombre, las normas son genéricas y no pueden gustar todas a todos, es tu responsabilidad y deber y los míos, hacer lo posible porque se cumplan, aunque algunas nos toquen las pelotas. Que ahora voy yo y no pago a hacienda, no me gusta esa norma, qué bonito.

    Mira para mi una norma que tendría que haber, es o sería, no dejar a las autoescuelas invadir el territorio comanche del conductor, que pongan circuitos y que se jodan entre ellos, pero no es así, me jodo y convivo con ellos, y con los taxistas, autobuseros, abuelos, etc ... pero yo me paro en pasos de cebra, respeto semáforos, no corro si no puedo, no aparco en doble fila, ni en rampas, etc ... no me parece ninguna estupidez, porque no jodo a los demás, y aún así, aguanto que me jodan a mi. Pero en ese caso, tengo derecho a reclamar, porque cumplo.

    ResponderEliminar
  16. No, no es de tiros, tranquila, y tiene un punto romántico muy importante. Te aseguro que te gustará.

    Te equivocas, no me apetece ir demasiado rápido porque me genera mucha tensión; antes hacía habitualmente viajes de 500 km a 200 km/h , pero ya no estoy para esos trotes. Además mi bolsillo no soporta un gasto de 15 o más litros a los cien. Me apetece más disfrutar de las carreteras de montaña, y afortunadamente a eso sí tengo acceso.

    Mi intención no es cometer ningún delito ni infringir ninguna norma, sino circular por una autopista a una velocidad racional. Me niego a cumplir normas absurdas, pero no me niego a ir a menos de 80 en población, ni a ponerme el cinturón de seguridad, ni a pasar la ITV, ni a parar en un semáforo en rojo...

    Mira, te voy a demostrar que estás equivocada. Hace treinta años mi padre tenía un R12 y viajábamos a 140 km/h sin cinturón de seguridad. El R12, recordarás, era un artilugio prehistórico infernal, y además no había ni una sola autopista en España. Mi coche tiene frenos de disco delanteros (ventilados) y traseros, ABS, ASR, ASP, Airbags frontales y laterales, cinturones con pretensores automáticos, columna de dirección colapsable, estructura reforzada, cuarto estrellas Euroncap, etc, etc, etc. Ahora hay decenas de miles de kilómetros de autopistas con unas medidas de seguridad correctas, firmes sin baches, señalizadas, con señales iluminadas en zonas peligrosas...

    ¿A qué narices viene que yo tenga ahora que ir a 120 cuando antes podía ir a 140 con un cacharro?

    No tiene ninguna lógica, ninguna en absoluto. Y más, como decía antes, bajando por la autopista de Somosierra a 80 por hora. Es una pura aberración, y como no tiene lógica, sólo me queda pensar que se ha legislado con finalidad recaudatoria y de sometimiento.

    ResponderEliminar
  17. Mira, me viene al pelo: http://www.elmundo.es/elmundomotor/2008/11/27/seguridad/1227783169.html

    Es lo realmente peligroso, tener que estar pendientes de los radares en medio del tráfico, de la aguja del velocímetro, y más de noche o con tráfico intenso.

    ResponderEliminar
  18. Hay normas que surgen espontáneamente. Ejemplo: el metro. El que va con prisa sube/baja las escaleras por la izquierda, el que pasa de subir y quiere que le suba solita la escalera mecánica, se pone a la derecha. Trás AÑOS funcionando esa regla, el ayuntamiento se ha gastado una pasta en poner carteles haciendo explicita esa norma.
    Lo que es de traca, Perseidas, es que un tipo va en solitario por una autopista a la velocidad que le da la gana sin poner en peligro a nadie (excepto a él mismo) y le sacan una pasta gansa, así por las buenas...

    ResponderEliminar
  19. Y digo yo, chicos,...¿Tiene que ver esto de las normas del tráfico en algo con el tema del post? A mí también me parecen muy descabelladas, la verdad, pero parece que para algo sirven, queráislo o no lo queráis.

    Pues a mi me parece Maestro que el tema de este post tiene mucho que ver con el anterior, a mi entender cuanto más alto sea el escalón en el que se encuentre la mujer, menos posibilidades tiene el hombre de que se le perdonen infidelidades jajajajaja. Piensa bien tu respuesta que cuando vuelva me arremango.

    Mary White, ¿tú perdonarías una infidelidad de tu marido? Comprendo mi error de comprensión, gracias por tu aclaración ;).

    ResponderEliminar
  20. Vamos a ver, que yo también me arremango, y eso que hace un frío del cojón, jajaja! En realidad es que no he podido terminar el post anterior.

    Que si, que estoy de acuerdo en que algunas son absurdas, es lo de siempre, el contexto. Pero tu dices:

    Si hay un accidente y a uno se le hacen la prueba de alcohol y da positivo a la cárcel. ¿No será más razonable que te metan miedo para que simplemente no conduzcas bebido? o ¿ha de matar a alguien para que no lo repita?

    Quiero decir que está claro que si uno va solo por ahí, y le pisa un poco, pues no va a pasar nada, que estamos de acuerdo en que hay puntos donde no hay radares y debería y viceversa, que es cierto que algo hay de recaudatorio, pero hijo mío, a estas alturas?? si nos cobran hasta por "ser", de qué te sorprendes?, lo que tu quieres es echarle la culpa a los rojos, pues el invento es francés.... Y lo que de verdad te pasa es que te tocan donde más te duele Maestro, en el acelerador.

    Mira yo cuando fuí a la Rioja, con un flamante BMW con Efficient Dynamic, (que no era mío por supuesto, pero así vacilo un poco, jeje)el cuál conduje yo todo el viaje, pues se embalaba, (él o yo, no sé) pero mientras no superes los 145-150, te digo yo, que el radar no salta. Ese radar es para los zumbaos que van a velociodades superiores y que cuando pasan te revuelven el pelo, aún con la ventana subida... que a ver si cedes un poco de vez en cuando, mariquitusa. Normas ha de haber, otra cosa es cómo te afecten.

    Por cierto, odio los que van con el GPS, el móvil, o sacandose los perdigones, y que entorpecen mi maravillosa manera de conducir, jajaja! Hoy estoy que me salgo.... ;PPPPP

    Mery J ahora contigo... ;-)

    ResponderEliminar
  21. Mery, ahora ellos tienen menos posibilidades de que les pases las infidelidades por la independencia que hemos adquirido; perrrrrrrrrrroooooooo.... si tu tienes una familia, niños pequeños, casa en común, etc... y te pone los cuernos, le pegas una patá al culo de momento, vale, lo mandas al sofá, pero ¿crees que es motivo suficiente para separarte? otra cosa es que lo haga por sistema, entoces en un completo cabrón, y si puedes le quitas hasta la muda; también puede ser que tu estés muy ocupada y no le des sexo, por ejemplo, y lo busque entre meretrices, o amantes ingenuas... pero si lo que tiene es una querida mantenida, ay, si es una querida, voy y te ayudo yo a pegarle una paliza!!! jajaja!!

    Te voy a contar una hirtoria, no es lo habitual, pero así fué. Una persona que conozco, mujer, con pareja más de 10 años, conviviendo, etc ... un día se sintió insatisfecha, no jincaba lo que le gustaría, se dió la circunstacia de que una persona del "opuestonto" que conocía le tiraba los tejos, y hubo un intento frustrado, no pudo, pero justo a la semana, se reencontró con otra persona del pasado, y decidió tener una aventura de una sola noche. El encuentro fue maravilloso, luego intercambiaron llamadas telefónicas durante un par de semanas, pero ella decidió que de verdad amaba a su pareja, pero había recuperado auto-estima, y éso le devolvió la atención de su chico. Hoy lo recuerda con cariño, y además sabe que jamás hubiera dejado a su pareja, proque le aporta muchas más cosas que sexo. Te lo cuento, porque creo que eso le puede pasar a un hombre, con mucho más motivo, pero uno no puede ponerse a valorar una sola cosa, sino todas, es la única manera de encontrar un equilibrio.

    ResponderEliminar
  22. Por cierto, esto: "Mi coche tiene frenos de disco delanteros (ventilados) y traseros, ABS, ASR, ASP, Airbags frontales y laterales, cinturones con pretensores automáticos, columna de dirección colapsable, estructura reforzada, cuarto estrellas Euroncap, etc, etc, etc." es un mocarrazo que te cagues. Mira, el mio tiene 4 ruedas, 3 puertas, radiocdmp3 y no es de serie, y eso sí, mas mierda encima que el palo de un gallinero, por culpa de las constantes obras que me rodean, pero es como un demoniete, jejejeje ;-).... aunque, quién pillara un A4 de los nuevecitos, ese que lleva lucecitas con forma de ola en los faros... aysss... caerá con el calvo de navidad? ;-PDDD jajaja!

    "BUSCO ONG QUE SE HAGA CARGO DE MI" ¿Haila?

    ResponderEliminar
  23. Joooooo!!!!no hay ONG que se haga cargo de personas desvalidas como nosotros...snif snif...

    Respecto a los cuernos, he de confesarte que yo también conozco una experiencia ajena parecida a la que compartes, aparte de otras muchas, pero soy de las que piensa que una situación de insatisfacción sexual con el cónyuge es un problema marital que puede resolverse dentro de la propia pareja. Otra cuestión importante es el cómo, porque claro, es más fácil buscar una tercera persona para satisfacer ese déficit antes que intentar solucionar el problema a base de COMUNICACIÓN con la pareja. Creo que aquí es donde entra el ya famoso "Arte de amar"...
    De todas formas, hay que estar en la situación para saber lo que realmente harías con los cuernos, porque muchas veces el otro miembro no se entera y,como no es algo repetido, no parece afectar a la relación en sí...pero vete tú a saber, a veces una cosa es lo que te cuentan y otra cosa es lo que realmente hay dentro de la pareja.

    Mira Perse, yo también he sido en algún momento de mi vida "la otra", pero en este caso fue más fácil porque el tío es un facha que farda en plan fantasmón de lo que folla o lo que deja de follar, al lado de una novia pija, estudiando una buena carrera, y con más cabeza que el tío este en cuestión y su hermana juntos. Cuando yo me cansé de ser su "segundo plato", lo mandé a freír espárragos, y no me sorprendió ver cómo el tío parecía "llorarme" que no le dejase, o algo parecido. Para mí, por lo que he visto, las infidelidades masculinas y las femeninas tienen un fondo diferente a veces, con explicaciones totalmente distintas y variopintas, pero ninguna de ellas cambia mi concepto de los cuernos: uno busca fuera lo que no tiene dentro, pero resulta que el sexo es una parte importante de una relación, no imprescindible a lo largo de los años y dependiendo de las circunstancias, eso sí.Por desgracia dentro de la relación no es fácil que el sexo deje de ser tabú, y por eso en parte creo que existen las terapias sexuales, para que medien entre ambos miembros.
    (Ya me puedo imaginar lo que dirá Maestro respecto a esto...ejem, ejem).

    Una infidelidad es una falta de respeto hacia la otra persona y hacia uno mismo, por lo menos a mí me lo parece por dos razones muy sencillas: porque no valoras lo que tienes, y porque donde hay un problema no se hace nada por resolverlo.

    Piensa que si esa mujer ha tenido que recurrir a otro hombre para darse cuenta de que ama a su novio o marido...por muchos años que llevasen...no sé, a mí no me gusta nada eh?

    Buen fin de semana a todos!

    ResponderEliminar
  24. Mery J, nadie ha dicho que guste, ni poner ni llevar. Muchas veces, en parejas ya consolidadas se establece una rutina que se "olvida" por qué se está junto a la pareja. Hay mujeres que a los dos años de haber dado a luz, aún no han vuelto a acostarse con su marido, y la excusa no es la plena atención al bebé, no me sirve. Yo entiendo a ese marido. La comunicación es una de las cosas más importantes, pero también lo son la dedicación, la responsabilidad, etc ... Si uno de los dos se pierde y el otro no lo ve, también puede estar faltando a esas cosas. Aunque hemos de reconocer, que con la vida que llevamos, pues no es fácil, y hay que tener cosas muy claras para que una relación de los frutos necesarios y funcione como es debido. Mi consuelo es que muchas funcionan.

    Por cierto, mi amiga no recurrió, el chico apareció en ese momento. Y si te soy sincera, a mi en ese momento, me pareció muy bien. No por los cuernos, pero sí por ser capaz de sacar adelante su relación, y él no sufrió, no se enteró, y yo no puedo juzgarla. Citando a Oretga y Gasset, "el hombre y sus circunstancias".

    En fin... que hoy tengo un chicho que es demasié. Voy a ver la peli esa que me has dicho Maestro.

    ResponderEliminar
  25. Creo que todos hemos vivido la desagradable experiencia de la infidelidad. A mí, particularmente, lo que más me molesta es la pérdida de la dignidad. Me explico, me dolería menos que mi mujer me fuese infiel con un hombre que quiera robármel a que lo fuese con uno para quien fuese simplemente un polvo más.

    Una vez tuve una novia que decía que quería mucho, y querría mucho siempre, a un fulano anterior que simplemente quería echarle un polvo.

    Digo yo ¿me curro una relación como un cabrón para que me valoren comparativamente de esa forma? Es triste, pero normalmente se valora más al cabrón que sólo te valora como un chocho que al que te entrega su vida. Y no digo que no pase también al revés, que sea el hombre el que no valore a su mujer, que conste, sólo que es lo más humillante que puede pasarle a alguien con un grado de consciencia considerable.

    En fin, estoy hablando demasiado de mi vida hoy, estoy algo ñoño, megagüen mis huesos.

    ResponderEliminar
  26. Ay, pues a mi me gusta saber que tienes debilidades. Oiga, es que tan perfecto, ¿pa qué lo quiere una o la que sea?

    En fin, que sí, que si los tienes que poner o te los tiene que poner, que sea por lo menos, como robar, A LO GRANDE!!

    PD: me ha gustado la peli, aunque es para verla en varias ocasiones, ahora, y aprovechando un ciclo matrix en ono, voy a tragarme la primera, que hace mucho que la ví, y por lo menos, que cuando hables de ella, me entere...

    ResponderEliminar
  27. Jajajaja, no, no es cuestión de que sea mejor o peor que yo, simplemente es que amar es un trabajo muy arduo, y uno pide que aquello por lo que se trabaja y a lo que se dedica gran parte de la vida se otorgue un mínimo de valor a sí mismo/a ¿no? Es como si alguien tirase tu trabajo de años por el váter, o lo des-preciase.

    Me alegra que te haya gustado la peli, aunque es cierto que para enterarse bien hay que verla varias veces. Ocurre lo mismo en Matrix, pero elevado a n. Matrix tiene mucha, mucha chicha.

    Mira lo que me ha dicho la jodida verficación de la palabra: "mededge" "mediana edad". ¡Será cabrón el chisme este!

    ResponderEliminar
  28. Sí, si cuando digo a lo grande, es eso, si te pringas por lo menos que lo valga, vamos, que valga mucho más que lo que tienes, sino que desgracia..d@!

    Siento decepcionarte con Matrix, pero me quedé torrá ZZZzzzz, y ayer no estuve en casa para poder acabar de verla, me va a tocar volver a alquilarla, pero lo haré, plena de energía. Eso sí, ahora entiendo lo de la pastilla azul, curioso e importante dato del que no me acordaba, y se ve que es importante, jejeje!!! (para serte sincera, sólo conocía la viagra en ese formato, jajajaja!!!:-))

    ResponderEliminar
  29. Puff!A pesar de lo ñoño que dices que te has puesto, razón no te falta en que a veces se valora más a un cabrón que a una persona por la que lo das todo...Y eso sí que es triste, y mucho!
    Por eso digo que la infidelidad, para mí, es una falta de respeto hacia el cónyuge porque éste siempre te habrá dedicado mucho esfuerzo y molestias para que no se merezca tal cosa.

    Lo dicho, el que tenga ganas de poner cuernos, que se vaya al "entrenamiento para la fidelidad y la libertad" de Maestro; es realmente bueno. Creo que se podría aplicar también a las mujeres ggg.

    ResponderEliminar
  30. Él le compra un Aston Martin descapotable, preciosa elección, pero han sucedido tantas cosas, resulta que se los ponía para que le prestaran dinero porque sus fondos de inversiones andaban mal, y la amante es rica, pero en vez de decirle cómo estaba la situación e intentar buscar otras soluciones, prefiere que haya sexo de por medio ... la engaña demasiado y le regala un coche.
    Obviamente, ella le pone las maletas en ese coche y le pide que se marche, o mejor, le manda a paseo. ¿qué esperaba? (yo me hubiera quedado el carro)

    Sabes de qué hablo ¿verdad?

    Palabra clave: tatizo, le falta un apóstrofe y voilá: T'atizo... un cachete, jajajaja!

    ResponderEliminar

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails