¿Autocontrol de la publicidad? ¡Menos guasa!

Va una de humor tomado de un sitio guarro a propósito del anuncio de marras:

  • Si lo mejor pa la pepitilla es frotarse una guindilla que has metido previamente dos minutos en agua hirviendo, siempre se ha dicho.
  • Vamos que es más o menos lo de la leyenda urbana: practicar sexo oral después de comerte un caramelo de menta.
  • Me pregunto que pasará si le como el coño ¿se me pondrá la lengua como un tomate?
  • Y una preguntilla, ¿en dónde anda el clítoris???
  • ¿Y si me pongo el Play cero en el ídem? (Zero-lo, el maricón inefable)

No viene mal un poco de humor para entrar en el calor -yo
me caliento, lo reconozco- del debate, no acerca de un producto que a todas luces parece una bobada más en la escalada de la adicción al sexo para insatisfechos, sino de hasta qué punto somos capaces de convertirnos en una sociedad indolente, indiferente a cualquier aberración.


¿Para qué narices tenemos ese ente autodenominado "Autocontrol de la publicidad"? Menos mal que se autocontrolan, porque si no lo mismo nos ponían el manual de usuario con imágenes y todo hasta del papel higiénico.


¿Es aceptable moralmente que se hable de orgasmos en horario en el que puede haber niños viendo la tele? Ganas me dan de poner una queja en la castaña esa del "autocontrol".


¿Y el anuncio del KIA Soul? ¿Y los de Media Markt y Axe? ¿Es que se les han fundido las neuronas a los creativos publicitarios de tanto porro y no les queda más que el recurso al pueril caca-pedo-culo-pis?











¡Tócate los cojones, Mari Loli!!



Post relacionados: LAS SEÑORAS DE LOS ANILLOS

4 comentarios:

  1. La verdad es que el control de la publicidad me parece muy difícil de definir. Eso del autocontrol es una mamonada, creo que tiene más que ver con un control totalmente vinculado a la imagen de la marca, ponerse unos límites para evitar las críticas por determinados sectores.
    Y parece que dicho autocontrol no tiene que ver precisamente con los niños.
    ¿Qué deben de pensar los inocentes niños al ver un anuncio de Axe?¿Que sólo aplicándose dicho desodorante ya van a ligar?¿Que con eso pueden "someter" a las mujeres con sus encantos? Me parece muy primitivo, giran siempre alrededor de esa idea tan cansina que cabrea a ciertas mujeres.
    Y eso que...muchas mujeres precisamente odian el olor del famoso Axe, entre ellas me incluyo.

    Sobre el anuncio ése de Durex Play...bueno...son innovaciones para gente insatisfecha. Yo no lo he probado, pero me recuerda a un consolador. Es como un consolador añadido al coito para compensar la insuficiencia masculina.

    ResponderEliminar
  2. Olé ahí esos orgullosos batallones cienorgasmológicos! El que sabe, sabe, y el que no, Durex Play 0 ;-)

    Esta misma mañana, sobre las 12:00, estaba viendo de pasada la tele y he visto un anuncio de galletas Príncipe, que por supuesto no vuelvo a comprar, en el que un crío y una cría pasan el dedo por el chocolate y se lo chupan como si fuesen unos salidos cualquiera.

    Hasta mis hijos ya zapean cuando lo inevitable aparece en cualquier programa.

    ResponderEliminar
  3. La verdad es que la publicidad resulta terriblemente vergonzosa desde hace ya mucho tiempo.

    El anuncio de las galletas me creó la misma sensación que a Maestro... un doble sentido, tan evidente como poco apropiado, sobre todo, teniendo en cuenta al público al que va destinado.

    Lo del autocontrol es a mi modo de ver, lo que dijo Mery: una mamonada como la copa de un pino.. una chorrada más a inventar para engañar al populacho... solo una más.

    Y por último lo del durex play... cómo decirlo... a dedicarse a la cienorgasmeletenería y dejarse de tantas chuminadas, HOMBRE YA!, jeje. ;-)

    ResponderEliminar
  4. No está bien desearle el mal a nadie, pero estaría bien que a Zp y la Bocas les salieran unas hijas zorrones, quizá así aprendieran.

    ResponderEliminar

Opina o haz tu consulta:

Related Posts with Thumbnails